¿Qué hacer para no terminar con el mundo?

Manifestaciones por el cambio climático, debates y reuniones entre científicos, marchas verdes, Greta, carteles y buenas intenciones. ¿Realmente somos conscientes del problema global?

«Unidos podremos luchar para salvar nuestro planeta»

El primer paso ya se ha dado: conciencia mundial y compromiso entre países. Sin embargo, todo esto quizás sea lo más fácil y lo más vistoso de hacer. La realidad es otra mucho mas dura y menos perceptible. La realidad es entender que vivir contamina.

La vida tal cual la conocemos, es lo más contaminante y lo más complicado de cambiar, requiere del compromiso de las multinacionales, cosa que dudo mucho que ocurra, ya que, nuestra sociedad de consumo se vendría abajo y el problema sería aún mucho más grave, deberíamos entonces involucionar para conseguir otra sociedad menos dañina.

Nuestra movilidad, en general contamina, excepto si vas en bici, que no todos pueden. La salud contamina, y si no, cómo podrían las farmacéuticas curarnos con sus pastillitas. La alimentación contamina, da igual que sea carne, pescado, verduras o cereales. Nuestro propio cuerpo contamina y eso es inevitable, comemos y cagamos. La forma en la que nos vestimos contamina, cualquier material, todo textil produce desechos.

«Entonces podemos afirmar que vivir contamina, hemos evolucionado a una sociedad basada solo en el consumo y nada empática con el entorno»

No soy pesimista pero sí muy realista, leo artículos, veo entrevistas relacionadas con el tema, y lo único que saco en conclusión es que al final todo es cíclico y al igual que los dinosaurios se extinguieron, nosotros como sociedad global estamos abocados a la extinción de nuestras costumbres.

¿Es esto posible?  Yo creo que no, tenemos costumbres muy arraigadas , cada vez somos más personas en el mundo y eso conlleva  más comida, más agua, más consumo, más…de todo. 

Pensar en un local con aforo para 1.000 personas y  metemos en el mismo espacio 10.000 personas…¡imposible verdad! Pues eso ocurre con nuestro planeta que tiene aforo limitado y hace tiempo que lo sobrepasamos.

«Ese es el problema, la sobreexplotación mundial, tantas personas en el planeta y tantas ansias por vivir rápido y vivirlo todo sin pensar en las consecuencias de nuestras acciones»

Por ejemplo: ¿Cómo es posible que para subir al Everest haya más de 1.000 personas subiendo a la vez para hacerse la foto y volver a bajar? Imposible que resista el paisaje mucho tiempo, solo en desechos, se monta otra montaña paralela.

Esos mismos desechos  están provocando problemas en las reservas naturales de África donde los tour safaris, se han multiplicado por 10 en los últimos años, cómo van a sobrevivir las razas autóctonas si nos estamos cagando en su casa.

Cómo no hablar de esas ciudades donde además de luchar con la propia superpoblación local, tienen que abastecer a las miles de personas que los visitan, dejando esos países desérticos.

Bueno y lo que mas me sorprende, son los coches eléctricos, eso que no contaminan, no hacen ruido y creemos que es la solución al CO2 , pero nadie habla de las miles de baterías inservibles que generaran estos vehículos.

«La solución para salvar el planeta es el sacrificio de todos, para poder dejar un mejor lugar a las próximas generaciones»

Hay que tomar conciencia sobre nuestra huella en el mundo, sabiendo que simplemente por respirar contaminamos, entonces la solución para salvar el planeta es el sacrificio de todos, para poder dejar un mejor lugar a las próximas generaciones.

Susana Cuadrado
Susana Cuadrado

¡Próximamente descubre mucho más de esta redactora!

4 Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.