Ocupa el lugar que mereces

Ocupa el lugar que te mereces

Saber ocupar mi lugar es todo un tema, al menos para mí y para bastantes mujeres y amigas con las que he hablado de este asunto. Hace poco más de un mes, estuve rodando un personaje secundario, en un proyecto importante para mí y para mi carrera. El primer día de rodaje te invade una excitación y a su vez, un sentimiento de cautela. Es como ir observando, escuchando y viendo la energía, la organización de todo el equipo, hasta que consigues hacerte una idea de cómo se hacen y transcurren las cosas en el set. 

«En un rodaje vas haciendo familia día a día»

Hay un punto importante. Una cosa es empezar un rodaje en sí y otra muy diferente entrar a formar parte de un rodaje cuando este ya ha empezado, o si ya ha terminando aún cambia más. Porque en un rodaje vas haciendo familia día a día, vas conociéndote, creando tus vínculos, algo que a veces no pasa cuando llegas a mitad de un rodaje para estar unos días e irte. Es la misma sensación de cambiar de colegio a los 8 años y llegar a una clase que ya se conoce desde siempre, siendo tú la nueva, la que tiene que hacer, mejor dicho, la que se tiene que ganarse a esas nuevas amistades.

Volviendo al tema. El primer día del rodaje, tras 48 horas después de que me cambiaran el 70% del guion que tenía desde hacía más de un mes. Y nada más llegar me entregan una secuencia nueva. Menos mal que tengo buena memoria, es más, me gusta no tener las cosas viciadas porque así las haces y dices más frescas… anyway, ¡empezamos a rodar!

No hay ensayos … What? Por suerte, empezamos por planos generales con unas cuantas tomas que me permitieron ir diciendo el texto nuevo . Cuando llegamos a rodar los primeros planos ya lo tenía por la mano. Pasamos a otra secuencia, tampoco hay ensayo, pero vamos a plano general… ¡bien!

El día transcurre tal que así, sin ensayos pero bien. En el set hay un ambiente muy tranquilo, la directora tiene una forma de comunicarse suave y los protagonistas con los que comparto toda mi trama son generosos y con una forma de trabajar muy interesante. Por mi parte, busco un poco de conversación y contacto con la directora, para mí y para muchas actrices y actores es importante generar un mínimo de relación y conversación con la directora o director para sentirnos más cómodos, pero no se da hasta la última secuencia del día.

Última secuencia: ya estoy cómoda y me siento bien, así que hago el texto mío y le añado una frase a la secuencia. Obviamente no hay ensayo, yo salgo a final de la secuencia y es una de las más importantes de los protagonistas y en general del capítulo. Es decir, si la cago hay que rodarla entera otra vez.

«Empecé a temblar y en medio del set me puse a hacer sentadillas para relajarme»

Primer take. Acción. Entro. Rodamos. Corten. Noto que ha salido genial, me he sentido muy tranquila conectando bien con lo que pasaba. Se acerca la directora y yo súper emocionada porque pensaba que me iba a felicitar, hasta que me dice: “Aleida necesito que estés más segura en la próxima toma.”

Ante lo ocurrido, os digo que lo primero que hubiese tenido que hacer ante esta situación es pedir que más ensayos para entender bien la dirección, pero no fue así. En aquel momento todavía no había aprendido a saber ocupar mi sitio y a pedir lo que necesitaba para poder trabajar mejor. Y lo que pasó fue todo lo contrario.

Solo falta que te muestres más segura para que la inseguridad se te plante encima y te empiece a dar mensajes horribles. Hasta que cada vez te haces más pequeña e insegura. Empecé a temblar y en medio del set me puse a hacer sentadillas para relajarme, antes de que dijeran acción de nuevo. Después de la segunda toma ya no hubo más direcciones, así que supongo que todo iría bien.

La verdad es que lo pasé fatal en este final de día de rodaje, pero hoy agradezco este mal rato pues aprendí que para saber ocupar tu sitio y solicitar aquello que necesites para trabajar, una gran parte viene del trabajo de cada una y cada uno. 

«Daros el valor y ocupad vuestro sitio que es una gozada trabajar así»

Ese supongo que todo iría bien, me dejó pensando y llegué a la conclusión de que no quiero quedarme con mensajes sobre mi trabajo de este tipo. Amo mi profesión y todas sabemos que trabajar regularmente de actriz depende de muchos factores. Por lo tanto, cada vez que trabajo quiero irme con sensaciones y mensajes completos. Me explico, quiero saber claramente qué he hecho, si he entendido lo que se me pedían y cómo lo he hecho para llegar ahí.

Aunque esté trabajando con gente que admiro y sienta que no les quiero robar su tiempo, en realidad no le estoy robando nada a nadie, todo lo contrario, estoy dando y diciendo que quiero cuidar el proyecto en el que estoy trabajando tanto como ellos, porque también formo parte de él. Todas las personas que estamos trabajando somos importantes para crear este proyecto.  Así que a todas y todos los que estáis empezando un trabajo nuevo, sea cual sea el sector en el que estéis, daros el valor y ocupad vuestro sitio que es una gozada trabajar así.

Quiero terminar con unas palabras que recientemente leí de Bruce Dern en su entrevista para la película Remeber Me, del director Martín Rosete la cual se estrena este Agosto:

“Lo que convierte en genios a Hitchcock, Coppola, Trumbull y Payne es su accesibilidad. Cualquiera, ya sea un técnico, un conductor o un actor, puede ir y preguntar cuál es exactamente su tarea en escena”

Bruce Dern

Aleida Torrent
Aleida Torrent

Actriz de profesión, creativa, activista, feminista y amante de la vida.

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.