¿Qué hacer con las amistades que han votado a Vox?

Santiago Abascal Vox

Las elecciones del 10 de noviembre (más vale aclarar cuáles de todas las que hacemos últimamente), celebradas en plena efervescencia mediática y pánico social, nos ha dejado rodeados de familiares, amistades y vecinos que han votado a Vox. Y ahora, ¿qué hacemos con ellos?

Pongamos tres ejemplos para ubicarnos:

  • Eres una madre lesbiana y te enteras de que el padre de Tomás, el mejor amigo de tu hijo, ha votado a un partido que está en contra de que se pueda hablar con normalidad de la homosexualidad en el colegio. 
  • Eres portera, y doña Luisa, la señora del quinto, que en su día te ayudó a legalizar tu situación cuando llegaste a España para poder trabajar allí y a la que visitas cada día porque es mayor y vive sola, te cuenta que apoyó a quienes te quieren a ti y a tu familia fuera del país.
  • Has vivido una pesadilla para que tomaran en serio tus denuncias por violencia machista, y tu abuela te comenta que, como seguía decepcionada con el PP y Madrid estaba “decrépito” con esa anciana bolchevique del infierno (Como Aguirre llamaría a Carmena en la parodia de Joaquín Reyes), porque ponía menos luces de Navidad en su barrio, ha decidido que “se van a enterar estos” y ha votado al partido que quiere echar por tierra todo lo que hemos avanzado en violencia de género.

Probablemente tú no te encuentras en una situación tan incómoda como esas; puede que no seas parte de una minoría, ni una víctima de violencia machista; pero directa o indirectamente esto también te incumbe, simple y llanamente si eres PERSONA. Así que estamos rodeados por el amienemigo, porque tiene cara de familiar, amigo o vecino, y nos ha dado donde más duele… ¿Qué hacemos?

¿A por ellos, oé? 

Seamos claros: las opiniones racistas, sexistas, homófobas… NO son respetables, así que NO debe normalizarse el apoyo a un partido con esa dirección, se haya votado por el motivo por el que se haya votado.

¿Podemos enviar ahora nosotros a los antidisturbios, a que desahoguen sus complejos de inferioridad a pelotazos contra los que defienden salvajadas como que la violencia machista es un gamusino -no existe- o que la comunidad LGTBI -los homosexuales, dirían ellos así, con asquito- debe volver al armario? 

Bueno, a lo mejor se podría montar algo, pero responder odio contra odio no parece de primeras una estrategia muy eficiente. Así que, pasados los primeros días de susto y desahogo, mejor no seguir respondiendo a un voto visceral con una reacción emocional. Mente fría, buenas decisiones. Reagrupación, análisis de situación y plan.

¿Cómo ha pasado esto?

Tras las elecciones me pregunté cómo era posible que personas tan cercanas a nosotros hubieran votado a Vox, me contestaba una amiga, igual de desesperada pero más hecha a la estupidez humana, que el discurso homófobo no era parte del núcleo de esta última campaña electoral de Vox, es decir, que si a la gente no se le deja claro que este partido quemaría en la hoguera a sus amigos y familiares LGTBI, ni se percatan de ello. 

Yo pensaba que ya lo habían dejado muy claro con el fantasmito de la bandera “gay” que utilizaron en la anterior como uno de los terrores que amenazaban a la España de las pulseritas rojigualdas. Me equivocaba. Ese fantasmita que fue “bautizado” como Gaysper por la comunidad LGTBI y convertido en un símbolo de Orgullo, ha salido de escena o ha perdido relevancia.

No hace falta una tesis comparativa de programas políticos para darse cuenta de que es prácticamente un partido neonazi; sin embargo, puede que el motivo para votarles no haya sido ni su homofobia, ni su sexismo, y ni siquiera el racismo, que es probablemente la lindeza más predominante en nuestro país. ¿Por qué se les ha votado?

«Precariedad socio-económica desesperantemente normalizada, agitación sensacionalista de los medios y agotamiento tras más de una década de inestabilidad»

Que tengamos en general unos conocimientos objetivos sobre economía, política, sociología y demás TAN pobres, y haya tanta desinformación disponible, hace que las elecciones sean una cuestión de Marketing en todo el mundo. Y el Marketing político paternalista de mano dura, típico de la extrema derecha capta adeptos en tiempos de tormenta, en todas las épocas, sobre todo cuando llueve sobre mojado: más ahora, cuando no solo no se ha solucionado la situación del mercado laboral; sino que ya se habla de la llegada de otra crisis, como si esta se hubiera terminado. 

«Dale a un pueblo cansado un pico de estrés y enfermará como cualquiera»

Cada uno de esos votos, o la gran mayoría, viene del agotamiento y el miedo; no pretendía ser una agresión personal; la vecina -o tu familiar o tu amiga-, no estaba pensando en ti cuando votó. Y ese es también el problema, que a veces nos olvidamos de que no vivimos solos, o creemos que la situación global es tan urgente como para aceptar posibles daños colaterales, inclusive pasarse puntualmente los Derechos Humanos por el forro como forma de dar un puñetazo sobre la mesa. 

Pero es necesario que alguien dé el primer paso hacia un entendimiento para poder empezar a hablar, salir a las calles con mensajes constructivos, y defender lo que tiene que ser defendido con calma. Porque estamos rodeados de pólvora y si nos encendemos, vamos a arder todos.

Prensa, Netflix y audiencias

El odio alimenta al odio, y vamos mal porque aquí estamos todos envenenados. Estamos cansados, sobreestimulados, frustrados, y embobados; abstrayéndonos en pantallas y viendo Netflix, que nos mantiene aparentemente ajenos; pero los medios compiten con estos nuevos vampiros de tiempo, y lo hacen con la agresividad de un animal herido, ofreciendo una “realidad” todo lo desconcertante que les haga falta para sacarnos de la serie de turno y conseguir nuestra atención durante más de un minuto.

Y lo hacen con relativa facilidad en esta era de la posverdad*, donde no hace falta decir lo real, sólo lo verosímil; o decir lo que sea con toda la tranquilidad del mundo, como Abascal en el último debate, con eso de que el 70% de las manadas (violadores en grupo) son inmigrantes. 

Hasta que no haya una legislación por el uso obligatorio de datos reales y sus fuentes, no deberíamos creer más que a las fuentes objetivas de datos, allí donde las haya; y aún cuando exista esa legislación, estaría bien salir de la histeria de las noticias.

Hablemos: cargados de paz, yoga, aguacates y lo que haga falta

Una de las definiciones más proactivas que tiene el término “Resiliencia” es: “la capacidad de tener éxito a pesar de un estrés o de una adversidad que implica normalmente un grave riesgo de resultados negativos*”. No se trata de adaptarse a una situación adversa, y sobrevivir: se trata de tener éxito

Modifica el entorno en vez de teorizar sobre él. Habla con esa vecina, con ese amigo, con ese familiar. Dile, con mucha calma y paciencia, a ese votante asustado que ha usado a Vox para dar un puñetazo en la mesa, que le entiendes pero que se ha equivocado. Y ten el valor de decirle que esto, es personal, porque te afecta directamente. 

«Respeta, pero no toleres. No lo normalices con tu silencio, no seas cómplice»

Levanto mi copa, que es de whisky porque necesito algo fuerte, y brindo por esta nueva batalla: con calma y resiliencia, hablemos. 

Mucha suerte.

*Posverdad:​ o mentira emotiva es un neologismo​ que describe la distorsión deliberada de una realidad en la que los hechos objetivos tienen menos influencia que las apelaciones a las emociones y a las creencias personales, con el fin de crear y modelar la opinión pública e influir en las actitudes sociales. Wikipedia.

*Definición de resiliencia, fuente: Wikipedia.

María MateSanz
María MateSanz

Aficionada al estudio del comportamiento y pensamiento humanos.

9 Comentarios
  1. ¿Qué hacer con las amistades que han votado a Vox? ¿Y con las que han votado a Podemos un partido comunista de extrema izquierda que quiere darle la independiencia a Cataluña rompiendo España y desobedeciendo la Constitución?
    No he votado ni a Vox ni a Podemos pero todos estamos en nuestro derecho de votar a quien nos parezca.
    ¿Partido Neonazi?!! creo que no te has leido bien su programa…
    Por favor no seamos alarmistas y seamos más rigurosos.

  2. Como dicen en el comentario de más arriba…¿qué hacer con los que han votado a Podemos? ¿o los que han votado al PSOE con un presidente que dice que no va a permitir privilegios a los políticos y lo primero que hace es coger el Falcon para irse a un concierto?
    Creo que la izquierda tiene demasiado miedo a que le quiten el «todo vale» al que hemos llegado y ya está bien.
    Hablas de la madre lesbiana, de la portera y de la mujer que ha sufrido violencia machista.
    Personalmente estoy harto, por ejemplo, de la fiesta del orgullo gay, y de que la gente se vanaglorie de su orientación sexual. No hace falta hacerlo, eres gay, perfecto pero no me machaques continuamente con que estás orgulloso de serlo porque yo soy hetero y no estoy continuamente diciéndolo.
    La portera tendrá sus papeles en regla y contra eso Vox no dice nada, lo dice sobre la inmigración ilegal, que ya está bien del discurso de «papeles para todos» de Zapatero.
    Y sobre la violencia de género (digo «de género» porque paso de llamarla machista) se ha llegado a un discurso tildándolo de feminista y ¿cuál es el porcentaje de denuncias falsas?¿se ha erradicado? A lo mejor es que hay que cambiar a los jueces o juezas y dejarse de tanta estupidez.
    Tanto feminismo ha permitido, por ejemplo, que salgan 4 (….) diciendo que los gallos violan a las gallinas o que los pepinillos violan a las aceitunas. Y encima se les hace caso.
    Vox viene a dar cuatro tortas a tanta permisividad y yo,personalmente, le votaré y le seguiré votando hasta que vea que cae como han hecho todos los demás, que son una panda de corruptos sin vocación que no merecen ni un segundo de mi tiempo.

  3. Buenos días Roberto: Nos encanta la disparidad de opiniones, siempre desde el respeto. No solemos censurar comentarios pues la libertad es nuestra máxima, pero en tu caso hemos eliminado un insulto que incluías. Tampoco solemos opinar sobre los comentarios pero en este caso debemos matizar que el orgullo gay no festeja la orientación sexual, festeja la igualdad de derechos independiente de la orientación sexual. Gracias por participar en el debate.

  4. @Roberto:
    Voy a intentar responderte punto a punto, porque es demasiado todo lo que has puesto.
    Me gustaría empezar diciendo que la «fiesta del Orgullo Gay», como tu la llamas, erróneamente, se llama en realidad Día internacional del orgullo LGTB, o simplemente, Orgullo LGTB. El matiz es importante, porque no es una fiesta, como el que se pone a celebrar algo. Es un movimiento de visibilidad (muy necesario) que está cargado de actos que se utiliza para mostrar la igualdad del colectivo.
    Sabes porqué tu no tienes que ir diciendo que eres heterosexual y no tienes una «fiesta del orgullo hetero?» Porque nunca se castró químicamente a nadie por serlo. Porque no mataron a nadie por serlo. Porque en ningún pais te matan (si, en presente, hoy en día) por serlo. Porque no vas a la cárcel por serlo. Porque no te dan una paliza en un autobús por darte un beso con tu mujer, o darte la mano con ella. El colectivo heterosexual, está muy a salvo y tiene poco que normalizar.
    Durante años, muchos, el colectivo LGTB vivió escondido, marcado y amenazado. Los actos para normalizar devienen de un hecho bárbaro en el que murieron personas.
    La diferencia entre esta «celebración» y cualquier otra de carácter conmemorativo, es que el colectivo LGTB decidió que la forma de conmemorar a toda la gente que luchó y murió era con alegría.
    Se puede estar más o menos de acuerdo con la «mercantilización» que se ha hecho del evento, se puede opinar en pro del «Orgullo Crítico», para que deje de ser algo tan «comercial».
    Si tu estás harto de el colectivo reclame normalización, yo, como miembro del colectivo, estoy harta de ir con miedo cuando salgo de noche, o tener que ver si cuando me voy de vacaciones mi destino es más o menos tolerante, no vaya a ser que se me ocurra darle un abrazo a mi mujer y acabe en la cárcel, o lo que es peor, muerta.
    Sobre VOX y la inmigración, te diré que sus políticas son: expulsión de todos los inmigrantes irregulares; la deportación de aquellos que hayan cometido delitos; y el endurecimiento de las políticas de arraigo y del «efecto llamada». Pide elevar las exigencias para obtener el permiso de residencia o la nacionalidad; priorizar los intereses de los ciudadanos españoles frente a los migrantes; cerrar las mezquitas fundamentalistas y financiadas por el salafismo; levantar un muro (otro) en Ceuta y Melilla; y publicar datos estadísticos sobre criminalidad y nacionalidad.
    Lo cual, si lo ves así, por encima, como mírandolo de soslayo, no está mal, pero el fallo de guión viene cuando piensas un poco, en plan «pensar» en serio, y te das cuenta de que todos somos inmigrantes, nosotros emigramos cuando tuvimos necesidad de ello, y hoy en día aún lo hacemos, y prueba de ello es el , y dirás «si, pero es que yo no voy a delinquir», pues ya, tienes razón, pero gente mala hay en todas partes, inmigrantes y no inmigrantes. Y si nos ponemos a echar del pais a gente, oye, pues no te cortes, echa a todos los delincuentes (inmigrantes o no), pero a ver donde los metes, o peor aún, a ver de donde sacamos políticos nuevos… porque no se libra ni el apuntador.
    En los últimos 11 años, 4.195.000 personas nacidas en españa se han ido en busca de prados más verdes. Esos que nos los devuelvan, y que se vayan los demás. Y con los demás, me refiero a los 4.552.000 millones de personas que han venido. (Que no lo digo yo, lo dice el INE). La diferencia entre ellos y nosotros, es que nosotros nos vamos a Londres, Bélgica, Suecia… Y que tenemos suerte de estar en un estado de derecho y en una comunidad de paises hermanados. Ellos no. Ellos no viajan por gusto, no tantean a ver donde podrán mejorar su español o donde podrán tener un trabajo que no sea en el Mcdonals, ellos dejan atrás a sus familias por necesidad, no compran un vuelo en Rayanair y se quejan de que les cobren dos maletas, vienen jugándose la vida en muchas ocasiones, y nada es más fácil para ellos que para ti.
    Personalmente, si considero que debería haber una regulación más rigurosa, pero de ahí a convertirnos en hipócritas, va un paso, y uno bien grande.
    Y, ahora, bueno, con el feminismo hemos topado…
    Violencia de género, de acuerdo, lo compro. Todo lo demás, no lo puedo comprar…
    El porcentaje de denuncias falsas, te lo digo: en 2017 la Fiscalía (no yo, no vayamos a pensar) dejó muy claro que sólo el 0.01% de las denuncias por violencia machista son falsas. Lo vuelvo a poner por si no te lo crees o algo: 0.01%.
    Javier Ortega, dijo hace poco en una entrevista, que se «ocultaban los datos de hombres que mueren a manos de mujeres porque no interesa». FALSO, el poder judicial recopila en informes anuales públicos el número de hombres y mujeres que mueren en ámbito de violencia doméstica a manos de parejas o exparejas. Las estadísticas son claras, 554 (el 88%) mujeres asesinadas desde 2008 frente a 67 (el 12%) asesinados. Según los datos del segundo trimestre del año el 98.9% de los condenados por violencia en la pareja fueron hombres frente al 1,1% que fueron mujeres.
    Aquí no puedo ponerte tablas comparativas, pero vamos, que si las quieres, tu sólo pídelo y yo me encargo de que te llegue la información tal y como es. Y no como te la cuenta un partido que quiere le votes.
    Por cierto, si que «los gallos violan a las gallinas» es una frase rara… porque se le aplica definiciones puramente humanas a un acto que es animal. Pero, lo cierto, es que los gallos fuerzan a las gallinas y pueden llegar a matarlas. Esto, que es algo que pasa en la naturaleza desde que existen los huevos y las gallinas, no es menos verdad porque se diga «humanizando» al animal.

    Si, VOX es un partido que viene a dar tortas con tanta permisividad, pero yo siempre recuerdo el poema de Martin Niemöller:

    «Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
    Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
    Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
    Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
    Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada»

    Espero que todos los que votáis a los partidos de extrema (ya sea derecha o izquieda) estéis muy convencidos de que nunca habrá un motivo por el que los perseguidos seáis vosotros.
    No le deseo a nadie que tenga que huir de si mismo por miedo a las consecuencias.

  5. Vox es un partido fascista que utiliza el discurso de odio y la desinformación: https://www.eldiario.es/internacional/UE-Vox-desinformacion-propagacion-electoral_0_909909547.html
    Si les has votado eres cómplice de todo esto, de la persecución, del odio, de la pérdida de derechos, de los retrocesos,… En democracia tenemos derecho a votar, a lo que no hay derecho es a la existencia de un partido fascista.

    Roberto, quieras o no, estás continuamente hablando de tu heterosexualidad, cuando hablas de tu novia, cuando vas de la mano de tu mujer, cuando dices en el trabajo que cuando salgas quedarás con tu follaamiga. Se reivindica el Orgullo LGTB porque las personas LGTB hemos sido perseguidas, encarceladas, invisibilizadas por ser quienes somos y nuestro amor y nuestra pura existencia es un acto revolucionario. que te moleste que hablemos de nuestra realidad se llama LGTBfobia liberal, porque consideras que el espacio público (la calle) es exclusivo de la heterosexualidad. Las orientaciones sexuales (heterosexualidad, homosexualidad, bisexualidad,…) son públicas, lo que es privado es la práctica, y yo lo seguiré viviendo con orgullo, por personas como tú.
    y para muestra de orgullo hetero, y con total libertad de hacerlo: https://elpais.com/elpais/2019/11/19/icon/1574154301_414674.html

    Los días reivindicativos, 8 de marzo día de la mujer (por cierto el 19 de noviembre fue el día del hombre), 28 de junio, día del Orgullo LGTB o el 25 de noviembre Día internacional por la erradicación de las violencias hacia las mujeres,… se señalan porque ocurre algo ese día. Puedes buscar el origen en wikipedia.

    Bulos sobre feminismo y violencia de género: https://maldita.es/malditobulo/25-bulos-sobre-mujeres-feminismo-y-violencia-machista-datos-falsos-trolls-e-historias-que-nunca-ocurrieron/

    Bulos sobre inmigración: https://migracion.maldita.es/
    Ninguna persona es ilegal.

    Piden rigurosidad, lean un poquito más.

  6. Vayamos por partes:

    – La izquierda ha robado mucho y la derecha también. Cambia el qué o a quién, pero el discurso es el mismo.
    – Estoy a favor de la inmigración legal y controlada.
    – No comparto con ciertos partidos sus posturas relacionadas con animales (circos, cazas….), políticas sociales que considero innecesarias (mientras que creo que hay otras necesarias que no se están cubriendo), el independentismo (no estoy a favor de nada que divida en lugar de unir), la utilización de los colectivos minoritarios que se hace en provecho político, la exaltación de cualquier postura totalitaria y la restricción de los derechos y libertades individuales.
    – No comparto visión con el movimiento feminista actual, ni tampoco con las leyes de violencia de género. Necesitamos leyes más justas que protejan a los más débiles. Reconociendo que muchos de estos delitos caen en las mujeres, pero curiosamente, si hablamos de asesinatos a mayores o niños, se producen mayoritariamente por mujeres. Un delito de un fuerte frente a un débil tiene que ser protegido con la misma dureza en todos los casos, que no quita visibilizar cuántas víctimas son homosexuales, mujeres o lo que sea, será un agravante o un atenuante, pero la justicia debe ser igual para todos. Con respecto a las denuncias falsas, os diré que conozco dos casos de primera mano y qué situación llevó a las denuncias. En un caso se llegó a acuerdo antes de llegar a juicio, por lo que el fiscal, obviamente, no tomó acciones y en el otro, después de dos años sin ver a su hijo más que una vez cada 15 días, el denunciado asumió su culpabilidad para poder llegar a un acuerdo y volver a pasar tiempo con su hijo. Y los datos no reflejan estos casos. Y yo me pregunto, si yo conozco dos, ¿cuántos más habrá así????

  7. Nada es susceptible de estudio sobre su programa desde el momento en que se posiciona contra los Derechos Humanos: UE, Naciones Unidas, están señalando a Vox como ejemplo de manipuladora extrema derecha, socialmente peligrosa. Insisto: desde el momento en que existe una publicidad de Vox, hablando de «comenzar la batalla» contra, entre otros, la minoría LGTB, representada en un FANTASMA, Rebeca, como algo que da miedo… a partir de ese momento, nada es validable en ese «partido político». La intolerancia no debería tener cabida en una democracia, y espero que algún día las leyes impidan que exista Vox y cualquier otro extremismo que vaya como digo contra los Derechos Humanos.

  8. @Aida
    Te agradezco tu extensa respuesta pero creo que hay ciertos matices que conviene comentar.

    Con respecto a la “Fiesta del Orgullo Gay” o “Día internacional del orgullo LGTB” me dices que – entiendes que se puede estar más o menos de acuerdo con la «mercantilización» que se ha hecho del evento, se puede opinar en pro del «Orgullo Crítico», para que deje de ser algo tan «comercial»-. A mí no me molesta que se mercantilice sino que se tenga que demostrar que se es parte del colectivo con tanto bombo y platillo mientras que hay colectivos que importan mucho más y merecen muchísimo más reconocimiento como, por ejemplo, los afectados por el Síndrome de Down, que también se les escondía y se les maltrataba y yo no veo que hagan una fiesta por toda la ciudad diciendo que están orgullosos de serlo y de lo que han conseguido. Ellos están integrándose poco a poco y humildemente en la sociedad. A vuestro colectivo les falta eso: humildad y no hacer tan patente la diferenciación.

    Con respecto a lo que VOX dice sobre la inmigración, por supuesto que estoy de acuerdo y sí, claro que pienso en serio cada una de las propuestas. Comentas: – Y si nos ponemos a echar del país a gente, oye, pues no te cortes, echa a todos los delincuentes (inmigrantes o no), pero a ver donde los metes, o peor aún, a ver de dónde sacamos políticos nuevos… porque no se libra ni el apuntador – Aquí estás mezclando unas cosas con otras. En primer lugar están los inmigrantes que delinquen y los que no delinquen. Con respecto a los primeros está claro: echarlos cuanto antes de España y que delincan en sus países pero, con respecto a los segundos, hay que distinguir entre los que están sin trabajar y viviendo de la caridad o de ayudas sociales, de los que están labrándose un futuro. Creo que lo lógico es que si no hacen nada y sólo chupan del bote, lo mejor es echarlos.

    En tu argumento hablas de los políticos que tenemos. Coincido en que todos son nefastos y además creo que el error está en que, hoy en día, puede hacerse político todo quisqui, sin importar su formación y lo que es más importante: su vocación. Y si no mira en Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda, que son un claro ejemplo de transparencia, no como aquí. Es más, creo que nuestro sistema judicial también deja mucho que desear pero eso da para otro post.

    Con respecto a la violencia de género… pues sí, también estoy cansado de que todos los días salga alguna noticia relacionada con esto. ¿Sabes cuál es la primera causa de muerte en España…? El suicidio. En el 2018 murieron 3.700 personas por suicidio de las cuales el 75% fueron hombres. ¿Cuántas mujeres murieron a manos de sus parejas o ex parejas en ese año…?: 47. Y no veo que los medios nos estén bombardeando continuamente con el tema del suicidio, como sí hacen con la Violencia de Género.

    Otro tema que se ha comentado: el feminismo. Hoy en día no se puede decir nada que contenga algo relacionado con la mujer que no sea positivo. Hay que pedir perdón por todo porque si no salen las ofendidas de turno a plantar cara. ¿Qué pasa que el machismo es malo y el feminismo es bueno? Creo que se ha llevado todo al extremo y que en la búsqueda de la igualdad se han disipado los objetivos apuntando a la denigración del hombre. ¿No sería mejor que se exigiesen políticas equitativas y justas en vez de feministas? Igualdad es igualdad, no que la mujer esté por encima del hombre. Se está poniendo todo el rato como víctima, cuando las españolas podéis consideraros afortunadas sólo por haber nacido aquí y en este lado del mundo. Si yo fuese mujer no me gustaría que otra mujer me dijese lo que puedo y lo que no puedo decir. Así no. Este feminismo es del victimismo y la censura. Se habla de la radicalización de VOX pero no se dice nada de este giro de radicalismo que ha venido acusando el feminismo en los últimos tiempos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.