Gracias a las valientes que prestaron su cuerpo a la ciencia

gracias a las valientes

Durante el tratamiento del cáncer, nunca había pensado en el largo proceso necesario para que un fármaco sea aplicado a los pacientes. Tampoco en lo importantes que son todas las personas implicadas en el diseño y elaboración de estas pruebas médicas. Su intervención de forma altruista, contribuye a generar un conocimiento que ayuda a mejorar la práctica clínica y beneficia a otros pacientes. 

«Sin los ensayos clínicos la medicina no avanzaría»

En los últimos años se ha producido un gran avance en el tratamiento del cáncer de mama, debido al gran número de ensayos puestos en marcha para desarrollar nuevos fármacos, dianas terapéuticas que son la clave para salvar nuestra vida en muchos casos. Esto se debe, a la gran contribución que realizan los propios pacientes, los profesionales sanitarios, la industria farmacéutica y las autoridades sanitarias, entre otros. Sin los ensayos clínicos la medicina no avanzaría, no sería posible dar acceso a los pacientes a fármacos experimentales con las máximas condiciones de seguridad.

Mientras esperaba para entrar en la consulta de mi oncólogo,  en la sala de espera había una paciente comentando con su pareja que le habían propuesto participar en un ensayo clínico para un fármaco contra el cáncer de mama, a la vez que se leía el diseño, junto a una larga lista de efectos secundarios. Su pareja no paraba de repetir que ella no debía hacerlo ya que mejor debían ser otras mujeres quienes lo hiciesen. Es totalmente entendible que el miedo te paralice de tal forma que no llegues a percibir el nivel de importancia que esto tiene para salvar vidas. Pero hay que estar concienciada en que esto es lo único que nos da la oportunidad de curarnos,  cuando tienes un tumor que necesita un tratamiento muy especializado no hay muchas opciones.

«Si mi tumor hubiese aparecido cinco años antes habría sido complicado salvar mi vida»

En una de mis revisiones el oncólogo me llegó a decir que si mi tumor hubiese aparecido cinco años antes habría sido complicado salvar mi vida.  Cinco años, solo cinco años de diferencia entre la vida y la muerte en los que muchísimas mujeres prestaron su cuerpo para probar el fármaco que me dio la oportunidad de vivir. 

Ellas que probablemente tuvieron miedo, mucho miedo pero siguieron adelante, algunas probablemente llegaron tarde y no lo consiguieron, pero intentaron curarse con fármacos experimentales que sí salvaron a otras años después. 

A todas las mujeres anónimas que de forma altruista permitieron que yo tuviese una oportunidad, gracias por ser valientes.

Virginia Carrasco
Virginia Carrasco

Psicóloga, madre, superviviente de cáncer, amante de animales y libros.

2 Comentarios
  1. Yo he participado en un ensayo clínico.
    Tienes durante 1 año, por lo menos, más controles de los rutinarios. Eso te da cierta tranquilidad.
    Animo a todas las mujeres a que participen.
    Podemos salvar vidas con los nuevos fármacos.
    Algún día la medicación que me pusieron a mí estuvo en ensayo clínico

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.