fbpx

¿En qué momento la vida se transformó en un «like»?

Voy en el autobús, observo a mi alrededor y todo el mundo va con el móvil en la mano absorto de todo aquello que no tenga que ver con la vida, ensimismados en su mayor comunicación incomunicada, porque nos pensamos que la vida ahora es eso, estar conectados sin realmente estarlo. 

Yo también llevaba el móvil en la mano pero decidí guardarlo y observar, sí observar, no mirar, me senté junto a la ventana, era de noche, y había edificios a mi alrededor, no era una gran vista no, pero era la vida, me dediqué a mirar la oscuridad de un cielo que estaba ahí justo para eso para ser observado, había alguna que otra estrella, decidí acompañar aquello con una música preciosa para evadirme de la NO REALIDAD que había a mi alrededor, y entonces sentí, sentí eso que llaman “estar en el presente”, no había nada especial simplemente era yo, mi momento, mi atención y mi querer que la vida me acompañara hasta casa, no me sentí sola, no me sentí extraña, sentí paz, sosiego, quietud, mi imaginación voló a todas esas cosas que me hacen vibrar, incluso sentí olores de sitios, personas, momentos.

El césped recién cortado, un atardecer bonito donde el calor del sol acaricia mi piel, recuerdos de conversaciones y risas con personas de esas que dejan un vacío inolvidable, el olor a lluvia, andar descalza por la playa, y dejarme tocar por esas mini olas que vienen y van, cuando me dijeron mi primer te quiero, cuando lo dije yo, la primera vez que me hicieron el amor, aquella conversación con mi padre explicándome que “me había hecho mujer”, con mi consecuente respuesta de niña rebelde, las peleas con mis hermanas por la ropa jajajajaj, la primera vez que vi aparecer a mi bonito hermano pequeño, recién llegado de un país diferente, lleno de mierda, pero con una ternura que jamás olvidaré, esa sensación mágica de cuando mi hermana me dijo que iba a ser tía por primera vez, cuando me embarqué en una aventura de irme a vivir a Irlanda unos meses, y verme en un avión observar por la ventana haciéndose España pequeñita, queriéndome morir a la vez porque me alejaba de toda aquello que conocía y que aquello se convirtió en una de las experiencias más bonitas de mi vida, esa primera vez que me rompieron el corazón y cuantas veces más lo harían…

Cuando huí de una boda, pero esa persona supo perdonarme e incluso darme las gracias, escapadas furtivas con quien no debía o si, de cuantas veces estuve sobre mi cama en el calor de mi hogar quedándome mirando el techo y pensar en mil futuros posibles, soñar como adoraba soñar, esos veranos interminables jugando a todo, entrar corriendo en casa de mi abuela y oler mi comida favorita, pensar que el amor es lo que nos contaron de príncipes azules…

Y así puedo seguir una lista interminables de cosas de lo que en realidad significa vivir, y al abrir mis ojos de nuevo en aquel autobús y ver prácticamente a todos alejado de eso, ahí fue donde me hice esta pregunta: ¿Qué mentiras nos estamos contando?, ¿en qué momento nos dijimos o dijeron que la vida es un like, un me gusta, seguidores, videos mostrando algo que deberíamos hacer con las cámaras apagadas y con el alma encendida? ¿en qué momento el mundo dejó de ser ESO, para ser ESTO?, ¿En qué momento mirar sin ver se convirtió en nuestra mayor ceguera?

Nos hemos vuelto tan mentirosos con nosotros mismos que ya no sabemos distinguir realidad de ficción, y quizás este texto que no es otra cosa que VERDAD, no lo sepáis reconocer, yo me quedo con la esperanza de que aún existe eso que un día era tocar, oler, sentir, escuchar, abrazar, tocar el telefonillo y bajar a jugar, y seguiré, seguiré escribiendo sobre esto, porque ey llamadme loca, pero me encanta hacer que penséis que la vida está justo para eso VIVIRLA.

Aquí os espero con los brazos abiertos, el alma al descubierto y con mi luz, esa luz que decidí mostraros para que sepáis regresar a casa.

Ana tey
Ana tey

Actriz sevillana, viviendo en Madrid, vitalista y muy activa en grupos de Whatsapp.

2 Comentarios
  1. Me encanta , te reconozco en estas palabras, hace falta vivir de verdad y tener recorrido en esta vida, para escribir asi.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.