Crítica: Memorias de una salvaje

Fuente: Medios CEU UCH

Reunir a más de un millón de seguidores entre Twitter e Instagram no ha sido suficiente para @srtabebi, la activista social que esconde su identidad entre las redes. En 2016 traspasa la delgada línea que separa el mundo virtual de la realidad, impulsando un salto hacia la literatura con ‘Amor y asco’. El éxito de ventas daba origen a ‘Indomable’, su segunda obra mejorada de poesía.  ‘Memorias de una salvaje’ llega para proclamarse la joya de la corona, la primera novela de ficción presentada como una alegoría que enjuicia a nuestra sociedad. Kassandra Fernández, ‘K’, será la protagonista salvaje de una historia que narra el inframundo de la prostitución y la trata de mujeres.

«Su carácter heroico y escudo protector ante los hombres se identifica con la dureza de una mujer que ha sufrido en sus propias carnes»

Hombres que odian a las mujeres. El primero, su padre, Jacobo Fernández es un narcotraficante de la costa alicantina que repudia a su única hija, inepta a sus ojos machistas para heredar el negocio patriarcal. La viva personificación de la violencia intrafamiliar. La infancia de Kassandra se convierte en un sorbo de lo que está por venir. El asesinato de Jacobo, momento culmen de la obra, saca a flote las deudas que arrastrarán a ‘K’ hasta las entrañas del infierno. Llegados a este punto, la lectura comienza a tomar ritmo y enganche por descubrir la trama. A pesar de la tardía conexión con la protagonista, su carácter heroico y escudo protector ante los hombres se identifica con la dureza de una mujer que ha sufrido en sus propias carnes.

Kassandra es una joven de diecinueve años que estudia Derecho, sus ojos verdes, gruesos labios y cabellos dorados la estereotipan hacia una belleza afrodisiaca. Bilma, su mejor amiga, pasa a un segundo plano con poca profundidad, el personaje cuya omisión no afectaría a la narración. En contraste de Ana, la madre de Kassandra, un espectro en la obra que merece recobrar mayor protagonismo. Típica novela de adolescentes, probablemente en honor a la cota de edad de sus seguidores, donde no podía faltar la historieta de amor correspondido, pero imposible. Ram será el sexy entrenador de boxeo capaz de encender la llama oculta de ‘K’, su etnia gitana hará manifiesto del prejuicio de traficante y delincuente. 

«La trata de mujeres es la mayor realidad de este género de ficción»

La deuda, el beneficio para unos y la amenaza para otros. Los hombres de hielo, apodo que reciben los proxenetas de Europa del Este, imparten el miedo como método de obediencia. Nadie se libra de la deuda, el abuso de poder va más allá de la tinta del libro para calar en la conciencia. La trata de mujeres es la mayor realidad de este género de ficción, donde miles de mujeres son engañadas en todo el mundo para convertirse en esclavas sexuales. El “rey de corazones” es la cabecilla dirigente de esta gran organización, la encarnación del mismo Diablo, un personaje clave hasta el final. La maldad humana será capaz de resurgir el fuego de Kassandra, como metáfora a su fuerza interior, ante tantos corazones helados por el frío de sus almas. El cliché se repite con cada una de las prostitutas, Katia, Marcela, Alessandra, Bruna y Maisha, cinco mujeres de origen latino, rumano y nigeriano amansadas como animales en jaula. 

«Las mafias de prostitución dejan de ser silencio para convertirse en ruido de demanda»

Bebi nos trae una novela con un mensaje cautivador. Consigue sus objetivos, penetrar en la mente del lector mediante un lenguaje sencillo y literario, reflejo de sus tweets.  Las mafias de prostitución dejan de ser silencio para convertirse en ruido de demanda. El reflejo de una realidad choca con la superficial vida de Kassandra, la mujer de fuego a la que temen los hombres de hielo. Sin duda, un futuro taquillazo en la gran pantalla. 

Anielka Marrero
Anielka Marrero

Canaria, periodista y soñadora. Defensora de la igualdad y curiosa por naturaleza.

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.