fbpx

Segregación de clase

Fuente: Oscar Del Pozo/ Afp

Este viernes 18, Isabel Natividad Díaz Ayuso, la presidenta de la comunidad de Madrid, hizo públicas las nuevas medidas por el Covid-19  que restringen la entrada y salida en 37 zonas sanitarias.   

Yo no soy quien para afirmar o negar con rotundidad la posible eficacia de esas medidas, y es más, creo que nadie debería hacerlo por el simple hecho de que estamos viviendo todas las personas una pandemia mundial por primera vez en nuestras vidas, pero lo que sí se puede y se debe hacer es debatir y analizar las últimas prevenciones contra el Covid que se han decidido llevar a cabo. Lo que quiero decir con esto es que voy a exponer a continuación mi opinión subjetiva, estoy segura de que habrá muchísimas más y me encantaría escucharlas.

“Es un confinamiento de  aquellos lugares donde más rebrotes y casos hay actualmente”, Cierto, “Es un confinamiento de clases”, cierto también.

No sé si son adecuadas o no las medidas llevadas a cabo, pero lo que sí sé con seguridad es que son insuficientes y su existencia puede generar una mayor segregación de los barrios más humildes con respecto a otros. Por si alguien desconoce este término voy a poner un ejemplo, imaginen una clase donde todo el alumnado, excepto cinco alumnos que sólo hablan francés, hablan sólo español, bien, pues segregar a esos cinco alumnos es juntarles en una mesa solos y que todos los días a lo largo de todo el curso escolar lleven a cabo las actividades entre ellos y no tengan ningún tipo de interacción con el alumnado que habla español, se ve bien el concepto así ¿verdad? Estoy segura de que hasta empezáis a ver cierta relación con el tema a tratar hoy.

Un error que se lleva cometiendo desde hace muchos muchos meses es ir pasando el balón de las culpas y responsabilidades  de una zona a otra; fuimos los jóvenes porque ya sabéis que todos los jóvenes, el 100%, somos unos irresponsables que no hacemos más que ir de botellón en botellón. Luego fueron los cuidadores de las residencias por no saber cómo actuar en una situación que estamos viviendo todos por primera vez o por no ser capaces de llegar a todo (sin importar que ese “todo” incluya muchas más funciones y labores para las cuales están calificados) y después fueron los conciertos o cualquier tipo de acto cultural que claro, no han invertido nada de recursos económicos, personales y temporales en cumplir todas las medidas como distancias de seguridad y el uso de geles hidroalcohólicos, ¿verdad que no?

¿Sabéis lo que no he escuchado todavía? A alguna figura política decir con claridad: Nos hemos equivocado en A, B y C

El mensaje que se lanza con las últimas medidas propuestas por la comunidad de Madrid es: 

  1. Estos son los lugares donde más rebrotes y casos de Covid hay actualmente en la Comunidad de Madrid, cierto.

Pero de este mensaje se puede llegar a una peligrosa idea que es: “estos son los barrios donde más personas irresponsables hay”, FALSO. 

Señora Ayuso, no son irresponsables, son pobres.

Los barrios donde se van a aplicar las medidas decididas son barrios humildes donde las familias viven en pisos pequeños, donde las calles no están preparadas para la densidad de población existente en ellas y donde van apelotonados en el transporte público que les lleva a sus trabajos para poder llegar a fin de mes haciendo muchos malabares. Señora Ayuso, créame, no falta responsabilidad por parte de las personas en estos barrios, faltan recursos; falta más personal y frecuencia en el transporte público que permita así respetar las distancias en ellos, falta refuerzo en los hospitales y en los centros de atención primaria, PCR gratuitas y unidades móviles de atención Covid, falta refuerzo en el profesorado y mayor cantidad de recursos posibles para el alumnado más precario (NADIE DEBE QUEDARSE ATRÁS, LA EDUCACIÓN ES UN DERECHO), falta una gran ayuda a los recursos sociales y que no sea una red de vecinos los que estén salvando a su barrio, falta mayor atención en cuidados especiales para salud mental, diversidad funcional y edad, y sobre todo, falta mayor humildad y responsabilidad por su parte y no recurrir a la vía fácil de echar las culpas a muchas familias que están viviendo en pisos muy pequeños o que están perdiendo sus trabajos o siendo desahuciadas por no poder llegar a fin de mes. 

Se cierran los parques, los bares a las diez y se prohíbe la entrada y salida de estos barrios, pero no mejora ni aumenta el personal ni la frecuencia en el transporte público y las casas de apuesta parece que son inmunes al virus, ¿no?

Como ya he dicho, esto es una opinión subjetiva y no voy a analizar la mayor o menor eficacia de estas medias, pero son insuficientes y, con ellas, aumentará la brecha de clase, así como la segregación y el clasismo y racismo con respecto a otros barrios. Estamos viviendo una pandemia mundial que no entiende de clases, ni de culturas ni de ideologías, para poder combatirlo hace falta unas políticas que estén libres de cualquier diferenciación más que el número de contagiados. 

Y hablando de recursos… puede haber más o menos, pero haberlos los hay, lo que falta es invertirlos de manera responsable en los habitantes de los barrios más humildes y no en pistolas taser para la policía municipal con la excusa de defenderse de personas que suficiente tienen ya con poder pagar cada mes la electricidad, el agua, etc. 

He leído estos últimos días lo que en mi opinión es un muy buen resumen de todo esto que dice así: “Los de barrios humildes no pueden ir a otras zonas a tomarse una caña, pero sí a servirla”.

Señora Ayuso, esos barrios donde ahora coloca la lupa por el alto nivel de contagios llevan meses pidiendo más recursos y más ayudas para poder sobrevivir y para no morir, ya no de Covid, sino de hambre, y son los mismos vecinos los que se han proporcionado unos a otros esas ayudas en la medida en que podían. No se atreva ahora a criminalizarles ante el resto y tacharles de irresponsables, todas las personas tienen los mismos derechos, por lo que las próximas medidas no deberían ser iguales para todos ya que no hay los mismos contagios en todos los barrios, pero sí que debería asegurar todas las ayudas necesarias y disponibles para cada caso y evitar una mayor segregación de la ya existente.

Laura Lis Rodríguez
Laura Lis Rodríguez

Estudiante de psicología. Lucha por las causas sociales. Imagina un mundo de fantasía.

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.