fbpx

Tinder, fotos falsas y chicos con novia

Tinder

Ayer me pasó una cosa por la calle, un chico me paró y me dijo, «Ey eres Aida», le miré, pero no tenía ni idea de quien podía ser, a eso le sumamos la mascarilla, en realidad me sentí halagada de que me reconociera sin yo saber quien era, porque no os voy a engañar, era súper atractivo.

Después de intentar adivinar un par de veces fallidamente quien era, ya desistí, además me dijo que había hablado conmigo solo una vez y…  TACHÁN desde el Tinder, con una foto falsa, vale, ¡como para reconocerle!

Me quiso acompañar en mi paseo (yo estaba con mi perrita). Dijo que le apetecía si no me importaba, hablar un poco conmigo, por que aquel día en el Tinder le dio la sensación de que yo tenía mucha rabia o frustración con el género masculino, debido a como me despedí de él antes de eliminar la App. 

Pero bueno, cómo quería que me despidiera de una persona que tiene una foto falsa, y se notaba a leguas, que pretendía. 

Por eso chicas, cuando entraba a esa aplicación, lo primero que hacía si tenía un match con alguien era pedirle el Instagram, el Facebook o cualquier red donde pudiera verificar que era esa persona, por que otra cosa no, pero espabilada un rato.

Estuvimos hablando y me explicó porque había usado el Tinder con una falsa identidad, primero quiso aclararme que tenía novia, ella estaba al tanto de todo, que le iba muy bien, lo había hecho a modo experimento para saber cómo estaban las citas hoy en día. Ver qué fotos ponía la gente para ligar, qué buscaban unos y otros en la aplicación.

Claro, le pregunté si era sociólogo para hacer ese experimento, y no, simplemente es que tenía mucho tiempo libre debido a su tranquila y resuelta vida. 

Respecto a lo de saber qué me ocurría con los hombres insistió tanto, que se lo conté un poquito por encima porque no me sentía cómoda hablando de mis intimidades con un desconocido.

Me dijo que me seguía en Instagram y que allí se me veía súper feliz, risueña, empoderada, con algunos bajones emocionales por alguna cosa que escribía de vez en cuando.

Algo que me halagó de nuevo fue que me felicitó por que era tal cual se me veía en mis fotos, ni mas gorda ni mas delgada, con los ojos del mismo color, sin la cara recién salida de la mismísima Carla Barber (por decir alguien), es decir, que los pocos filtros que uso no me transformaban en otra, por que chicas hoy en día hay gente que se pasa mucho con eso.

Cuando nos despedimos fui a ver su Instagram para saber porque no le había reconocido, y claro, es que no le había visto en mi vida.

Sin ir mas lejos tengo amigos que han quedado con alguna chica que han conocido en una red social y cuando han llegado a la cita, les ha costado reconocerla, algunos se quedaron por educación, otros dijeron: – mira tu no eres con quien he quedado, me voy. 

«Yo no he tenido esa mala suerte, pero tienes que sentirte engañado»

Moraleja: Como bien sabemos en las redes, cualquiera de ellas donde nos elijamos mostrar, hay más mentira que verdad, más fingir que sentir, y mucha gente las usa para ser quien no puede ser, e incluso son capaces de inventarse una vida feliz y maravillosa, cuando por dentro están vacíos y desmotivados.

Seamos uno mismo, seamos reales y transparentes, hagamos que las redes sociales sean un lugar donde mostrar nuestra verdad, lo que queramos y hasta donde queramos, pero que sea real.

MAKE SOCIAL MEDIA GREAT AGAIN! 

Aida García
Aida García

Impulsiva, exigente, transparente y con las cosas muy claras.

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.