fbpx

Separarse a los 40: lo que nadie te cuenta

Fuente: Pexels

Muchas de nosotras hemos vivido una separación o un divorcio. Algunas en su propia piel, otras muy de cerca por familia, amigos o conocidos que deciden separarse.

Existen siempre diferentes versiones de las relaciones de pareja complejas y otras no tan complejas. Relaciones que se han ido oxidando con el paso del tiempo.

Yo empezaba a tener alguna conocida, alguna amiga, hasta mi propia hermana que hacía relativamente poco que se separaba… Pero, sin embargo, tras sucederme a mi, hay algo de lo que me di cuenta sorprendentemente y de manera inesperada. Lo que nadie te cuenta al separarse

«Por amor a nosotras mismas y por amor a nuestros hijos nos resulta del todo inevitable, sin duda»

Podría decirse que es algo similar a lo de ser madre, cuando todo el mundo te explica lo maravilloso que es, y como la maternidad es lo mejor que les ha pasado en la vida sin duda. Pero nadie te cuenta la parte más amarga de esa experiencia. Porque separarse estaba mal visto, porque era un tema tabú, porque hasta hace poco con la “salida del armario” hablando del tema, de gente como Samanta o “El Club de las malas madres”, nadie se había atrevido a poner voz a todos esos sentimientos que tantas madres sufrían y que no los explicaban por miedo a ser tachadas como “malas madres”. Pues bien, algo similar sucede tras la separación a una mujer que es madre. Esas mujeres que hacemos la “toma de decisión” de separarse de un matrimonio infeliz. Obviamente es una decisión difícil y meditada, valiente, a pesar de que muchos puedan pensar lo contrario. Por amor a nosotras mismas y por amor a nuestros hijos nos resulta del todo inevitable, sin duda.

Nos casamos y somos las mujeres perfectas, esposas, amantes, madres, trabajadoras y  nos convertimos en “supermujeres”. Podemos con todo. Pero cuando te separas, la cosa cambia. Pasas de ser “la mujer perfecta”, a ser la que se ha vuelto loca, la que rompe la familia, y la que pasa al “Lado Oscuro de la vida”. Pues sin quererlo, nuestro entorno nos coloca allí.

Dejamos de encajar en la vida de mucha gente. Ya no puedes hacer planes de cenitas de pareja, ni de barbacoas con niños y los amigos el fin de semana, porque las hacías con los amigos de tu ex.

Todo el mundo te habla del “proceso de duelo” tras una separación, pero no de las tres situaciones con las que vas a tener que lidiar:

1- Los amigos que desaparecen

Los que toman partido por tu ex o se mantienen al margen.  Suelen ser las mujeres de los amigos de él. A pesar de que tu las considerabas amigas, se posicionan y pasas a ser de una amiga a la que quieren y aprecian, a un mal colateral.{{Lo siento. Mi marido es lo primero y no pienso contradecirle en nada}} No se la van a jugar. Les incomoda tu presencia

2- Los que te apoyan y siguen ahí. 

Son la familia y tus amigas de toda la vida. Tu círculo más íntimo. Pero poco entienden de cómo te sientes si no lo han vivido ellos…

3- Los nuevos amigos. Tus salvadores

Gente que aparece por casualidad y a quien sí les encajas en su forma de vida. Suelen ser mujeres separadas, gente buena que se solidariza contigo y que se convierten en tu arcoíris tras la tormenta.

El vacío se siente tras separarse, antes de que lleguen tus salvadores, la sociedad te coloca en el “Lado Oscuro” , que viene a ser como en el Mito de la Caverna de Platón.

Sientes un completo vacío. No encajas en ningún sitio. Te sientes triste, luego enfadada. Estás en las tinieblas entre sombras confusas. Pero luego, de ese vacío, tras estar en esa cueva oscura, consigues visualizar un rayo de luz. Gracias a tus salvadores consigues llegar al estado de paz contigo misma, perdonarlo todo. Vuelves a reír. Vuelves a ser tú pero en una mejor versión. Más fuerte, más vital, más segura de ti misma. Esta es la parte positiva y buena del proceso de haber tocado fondo (emocionalmente hablando). Es un proceso del que no te hablan. Pero quiero compartirlo con vosotras. Para las que todavía estáis en la cueva, para que sepáis que hay salvación, y que veréis la luz. Que muchas hemos pasado por lo mismo y que contar nuestras experiencias, nos puede reconfortar de alguna manera y ayudar a otras a sentirse mejor.

Isabel Gómez-Alba

Transcribiendo la vida en letras...

5 Comentarios
  1. Tengo 40 anos y llevo y meses separada,. Al principio me sentia bien, tranquila, pero ahora me suento muy sola. Por mi trabajo no me relaciono. Y no se como puedo conseguir amistades. Si, dicen que apuntandome a activities, pero no me apetece… Gracias por este articulo realists y esperanzador

  2. Me ha gustado tu articulo, son cosas que no ves hasta que das el paso de separarte.
    A mi me paso lo mismo, yo me fui a la ciudad donde vivía el que era mi pareja, luego decidí separarme y me encontré sola, sin amistades y teniendo que rehacer mi vida con una niña pequeña.
    Por motivos de trabajo y de custodia,no tengo tiempo para apuntarme a actividades y conocer gente y tampoco veo la posibilidad de rehacer mi vida personal.
    Llevo 4 años separada y aunque estoy tranquila, hay momentos que se hace cuesta arriba todo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.