fbpx

¿Qué patrones de belleza nos impone el patriarcado?

belleza

No hay nada más peligroso para el patriarcado que una mujer consciente de que no necesita nada de lo que le hicieron visualizar como necesario ni tapar en ella nada para llegar a un concepto de belleza irreal y patriarcal al que sólo se puede llegar con muchos filtros y efectos post producción.

Y hasta que esto ocurre, el patriarcado hace tan tan bien su trabajo que nos intenta hacer creer que si estamos a dieta es por salud y no por encajar en unos estándares socialmente aceptados, que si nos depilamos será siempre una decisión que sólo nosotras hemos tomado y no una acción que hemos decidido llevar a cabo en varias ocasiones ante las miradas indiscretas y llenas de rechazo de otros; también compramos diversos productos de maquillaje por tapar esta o aquella marca de nuestra piel y el problema no es maquillarse o no hacerlo, esa es una decisión nuestra, el problema está en creer en que sin esos productos tú y tu cuerpo carece totalmente de belleza alguna.

Sentir vergüenza por nuestros pechos, por nuestras piernas, por nuestro abdomen o por diversas partes de nuestro cuerpo porque son diferentes en esto o en aquello… ¿en qué momento hemos olvidado que justo ahí es donde reside nuestra belleza?

Y a lo largo de nuestra vida de diversas formas sutiles, pero eficaces nos van colocando unos objetivos a los que llegar con respecto a nuestra apariencia física y bajo el engañoso mensaje de: ¡Es importante que te veas bien!, cuando en realidad debería decir: 

  • Parte de tu belleza reside en la opinión que nosotros tengamos de ti.

Y esto es mentira, sólo tú eres dueña de tu belleza y de lo que esa palabra significa, no tienes ningún tipo de expectativa externa que cumplir, ni de patrones a los que ajustarte ni de normas que cumplir, es hora de que seas y seamos consciente de todo esto, y no es fácil, no es fácil deshacerse de tantas creencias equivocadas de un día para otro, pero eso no indica que no sea posible.

Para empezar debes aceptar que empiezas un proceso del cual no hay retorno que es el amor propio, y esto a muchas más personas de las que crees no le va a gustar porque a partir de hoy el mensaje que vas a lanzar es:

  • No estoy contigo porque te necesite, estoy contigo porque te he elegido por X razones, pero puedo seguir mi camino sin ti si no me quieres en tu vida.

Ya te he dicho que ser una mujer consciente de su valor, su potencial y su fuerza puede asustar a los de ahí fuera, pero es uno de los mejores regalos que puedes hacerte a ti misma.

Así que mañana levántate y no pases rápido por delante del espejo del cuarto de baño, párate a observar detenidamente a la persona que ves; habrá cosas que te gusten de ella y otras que no, pero acepta todas ellas desde el amor y agradece que tu cuerpo es un cuerpo sano, puedes bailar, saltar, gritar, respirar, sentir y dar placer, puedes hacer infinidad de cosas por él y él por ti, así que intenta dejar el juicio a un lado y simplemente obsérvalo, di en voz alta aquello que te guste y disfruta el escucharlo, y en aquellas partes que no te gusten o que te hagan sentir vergüenza o defectuosa es donde más debes detenerte y ver ese aspecto desde la curiosidad a través de preguntas como:  ¿de verdad me parece fea o defectuosa esta parte de mí o me hicieron creer que lo era al no gustarle a otra persona?, ¿qué pasa si a alguien no le gusta esta parte de mí?, ¿ya por eso no me puede gustar a mí?

Es un proceso lento pero muy enriquecedor y, lo más importante, es un proceso que te permitirá estar con la persona con la que, pese lo que pase, vas a estar el resto de tu vida, tú misma.

Levántate cada día y dedícate sin excepción unos minutos frente al espejo, ten una cita con la mujer que ves reflejada en él; escúchala desde el amor, la comprensión y la aceptación radical y sólo así dentro de un tiempo podrás ser consciente de lo preciosas que somos todas sin necesidad de tapar nada.

A partir de ahí será cuando vayas, poco a poco, cambiando muchos de los aspectos de tu vida; aprender a comunicarse de manera asertiva, exigir la misma atención que tu ofreces a otras personas cuando hables, defender aquellas ideas y proyectos en los que creas, alzar la voz en mitad del silencio, romper los límites que te pusieron y soñar a lo grande porque te tienes a ti y eso debe ser lo más importante siempre.

Y no te mentiré, el crecimiento personal no es un proceso lineal, es más, todo lo contrario, volverás a perderte, a fallar y a fallarte, a sentirte insuficiente o reemplazable en muchas ocasiones, pero las recaídas son inevitables antes de aprender a volar, así que no tengas miedo a vivirlas, es en ellas cuando más debes observarte a ti misma desde la aceptación y recordar que es una mal día o una mala etapa, pero, no es una mala vida y puedes lograr todo lo que te propongas, a la segunda, a la tercera, a la sexta o al noveno intento, pero verte de verdad, ser consciente de tu potencial, tus capacidades y tu fuerza hace que no necesites la aprobación de nadie más para elegir el camino que de verdad quieres en tu vida.

Yo creo en ti, pero ahora te toca hacerlo a ti

Laura Lis Rodríguez
Laura Lis Rodríguez

Estudiante de psicología. Lucha por las causas sociales. Imagina un mundo de fantasía.

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.