fbpx

¿Por qué mataron a Masha Amini?

Masha Amini

Masha Amini, joven iraní de 22 años, murió tras una paliza con una porra a manos de la llamada «Policía Moral» por llevar mal puesto el velo. Este suceso ha creado un movimiento social que ha sido respondido por las autoridades iraníes con centenares de detenciones y al menos 41 muertes.

Es sorprendente a la par que deleznable ver la palabra “moral” unida a aquellas fuerzas de la seguridad iraníes cuya tarea es revisar que se cumplan las leyes del código de vestimenta islámico en público.

Según su normativa, todas las mujeres deben cubrirse la cabeza, llevar ropa amplia en público y, por supuesto, cumplir dichas reglas. Y de no ser así las consecuencias son atroces.

Si bien parece un término salido de la famosa obra de George Orwell, 1984, es una realidad tan existente que hastía y estremece al mundo entero y con más razón tras la muerte de Masha Amini.

Desgraciadamente, ya conocemos la aberrante historia detrás de este nombre y no es de extrañar, pues el mundo entero ha puesto el grito en el cielo al conocer los motivos por los que esta joven ha perdido la vida.

Sin embargo, ¿qué ha conseguido la policía de la moral al poner de manifiesto su autoridad con Masha Amini? Probablemente esperaban que las normas siguiesen siendo acatadas sin rechistar y que su labor resultase aplaudida, no obstante, lo único que han alcanzado es que la voz de todas las mujeres que viven bajo el yugo de su moralidad se haya alzado y producido un eco ensordecedor en el resto del mundo. Porque la muerte Masha Amini ha desatado la indignación en las calles de Irán, ha otorgado una razón más para protestar por la verdadera moral y ha creado un cambio en la sociedad. 

No solo son mujeres las que se quitan el velo del sometimiento, también son muchos los hombres los que están dispuestos a pronunciarse con contundencia y en contra de tal desagravio. Porque esto jamás consistió en una lucha entre el hombre y la mujer; la muerte de Masha Amini ha originado la lucha real: la libertad contra la opresión.

Sí, todavía hay lugares en los que la libertad es un privilegio y aunque muchas veces nos cueste entenderlo o ni siquiera lo pensemos, hay que seguir luchando por mantener nuestras libertades a salvo. Porque ese término es el único con el que moriremos en paz.

En honor a ti, Masha Amini.

TATIANA BALLESTEROS

Escritora, criminóloga, casi filósofa y humana.

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.