fbpx

No fue una mala borrachera, fue una violación

borrachera

Hace unos días en el bar Insomnia de Ópera en Madrid uno de los camareros empezó a insinuarse a un una chica de manera constante, después, este camarero insistió en invitar a ella y a un amigo que le acompañaba a unos chupitos a través de los cuales les drogó al haberles echado en estos una droga que les provocó no poder recordar exactamente lo que sucedió después de esto. 

«Determinaron que se trataba sólo de una «mala borrachera» sin hacerle ninguna muestra en la vagina ni seguir ningún tipo de protocolo»

Ambos tienen muchas lagunas después de estos chupitos, el chico recuerda con claridad que él después estaba fuera del bar llamando continuamente a su amiga que permanecía dentro encerrada, y ella recuerda ser arrastrada por el camarero por el suelo del garito y, después de otra laguna, recuerda una fuerte presión en la vagina, ella se intentó apartar al camarero y cuando lo consiguió vio al chico sin preservativo, en ese momento vio su teléfono cerca iluminándose por las llamadas de su amigo desde fuera y consiguió cogerlo y salir corriendo del bar.

Después recuerda despertarse en el hospital en el que, al no haberle encontrado rastro de drogas en la sangre, determinaron que se trataba sólo de una «mala borrachera» sin hacerle ninguna muestra en la vagina ni seguir ningún tipo de protocolo, ESTO ES VIOLENCIA INSTITUCIONAL.

Tenéis más información en la cuenta de @sindytakanashi, quien ha dado voz a la mujer que sufrió esta agresión.

La superviviente de este suceso comentó a su madre lo sucedido y cuando esta buscó el bar en las redes sociales encontró lo que lamentablemente ya ha pasado demasiadas veces en incontables casos que no recibieron la visibilidad suficiente, esto ya le había ocurrido a muchas otras mujeres antes en el mismo bar, pero con la diferencia de que en casos pasados sí habían encontrado rastros de drogas en sangre y orina, probablemente en esta ocasión el camarero habría utilizado una droga de mayor diseño que no dejara huellas en sangre ni orina. 

Todas las mujeres supervivientes de estos sucesos ya se han puesto en contacto y han identificado al camarero para poner una denuncia conjunta, pero para cualquier persona que tenga información o haya pasado por estos sucesos existe un correo (yotambieninsomniapub@gmail.com )para juntar toda la información y que la denuncia reciba mayor peso y visibilidad para que esto de verdad no vuelva a pasar. 

En este caso aparte de la gravedad de los sucesos narrados, existe algo igual de grave que es el papel tan negligente de los profesionales sanitarios al no haber seguido ningún protocolo y haber determinado que sólo había sido una «mala borrachera», imaginaros estar seguros de que os han drogado, haber pasado por todo esto y que no sepan como tratar la situación quienes deberían saber hacerlo. 

Bien, pues ante la falta de profesionalidad externa es importante cuidarnos entre nosotras para que de verdad esto no vuelva a ocurrir y porque SI TOCAN A UNA NOS TOCAN A TODAS, ¿qué debemos hacer en estos casos?, pues esto son las cosas más importantes:

Si alguna vez salís y al día siguiente no os acordáis de absolutamente nada, sin ningún flashback ni hasta cuando intentasteis recordarlo, puede que te hayan drogado, la falta de recuerdo total puede deberse esto.

No os metáis en la ducha después de haber salido ya que esto eliminaría las muestras, acude a hacerte una recogida de muestras orgánicas en un centro especializado (el Hospital de La Paz está especializado en estos casos) y obtén el informe de sumisión química para detectar posibles sustancias en la sangre/orina.

Después id directamente con el informe a la comisaría a denunciar, ellos os llevarán a la Jefatura Superior de Policía de Madrid (Av. del Dr. Federico Rubio y Galí, 55, 28040 Madrid), ahí preguntáis por U.F.A.M., que son quienes pondrán la denuncia y os tomarán declaración.

De ahí mandan la declaración al juzgado para que el médico forense decida si se os examina la posible agresión sexual, después de haceros las pruebas ya queda todo en manos de ellos y se encargan de toda la investigación.

Estos pasos los tenéis en un hilo de Twitter buscando tweets recientes relacionados con el bar donde sucedieron los hechos. Lo que debería ocurrir siempre es que todos los profesionales tengan los conocimientos y habilidades para llevar a cabo los protocolos correspondientes, pero la respuesta ante esa falta de profesionalidad no puede ser nunca el silencio porque sino estamos condenados a que estos hecho se repitan, y la próxima podemos ser cualquiera de nosotras. 

Y, por favor, me gustaría hacer un recordatorio para todas las mujeres: tenemos derecho a salir de fiesta, a bailar sin parar, a emborracharnos, a hablar con quien queremos y hacer lo queramos, la solución no es dejar de hacer ninguna de estas cosas ni dejar de vestir como queramos. 

La solución para que de verdad no vuelvan a pasar estas cosas es denunciar y alzar la voz lo suficiente para que reciba la importancia que tiene lo sucedido y que de verdad no vuelva a ocurrir. 

Y a la mujer que sufrió esta agresión sexual, gracias por tu valentía para contarlo y gracias a todas por la movilización y la acción al ser conscientes de lo sucedido; ante una sociedad que no nos protege debemos ser nosotras mismas quien elaboramos esta enorme Red de apoyo y de denuncia de este tipo de actos para así y de verdad no vuelva a ocurrir porque lamentablemente por ahora estas cosas siguen ocurriendo, y nuestra respuesta no debe ni puede ser el silencio nunca. 

Laura Lis Rodríguez

Psicóloga, feminista y soñadora. La inclusividad es la base del cambio.

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.