Matriarcados en el reino animal

Fuente: Geran de Klerk/Unsplash

El matriarcado es un tipo de sociedad u organización en donde la mujer, principalmente madre, es la autoridad máxima, líder, tiene un papel predominante y en muchos casos quien decide cuestiones sociales, políticas, económicas o religiosas. Hoy en día si bien hay un sistema patriarcal en todo el mundo, existen aún algunas sociedades en donde la línea materna es quien gobierna, como en aldeas o comunidades indígenas en África o China, pero por supuesto son casos muy puntuales.

«No siempre el tamaño de la hembra determina su poderío»

En el reino animal la «reina» es la hembra líder que se encarga de diversas tareas -dependiendo la especie-, tales como cuidar a las crías, cazar, defender y mantener el orden de la manada. En muchos casos el papel del macho es exclusivamente el de reproductor.

Sé que muchos pensarán en «abeja reina», pero hay además otras especies que veremos a continuación, un caso que me ha sorprendido mucho del mundo de los océanos y una especie de primates que da tela para reflexionar.

No siempre el tamaño de la hembra determina su poderío, de hecho en el caso de las elefantas si bien son más grandes, lo que determina su liderazgo es su edad, experiencia y sabiduría. Pueden vivir más de 60 años y las hembras son quienes dirigen la manada. El elefante una vez deja a la hembra embarazada continúa su camino en solitario.

Algunas especies animales lideradas por hembras

Empecemos por las ABEJAS, fundamentales para los humanos ya que la tercera parte de nuestra alimentación depende de ellas. La abeja reina es la madre de todas las abejas. Sus principales funciones son reproducirse y organizar y motivar a las abejas obreras. Entre la primavera y el otoño la abeja reina pone huevos, y luego de 4 o 5 años ha tenido 1 millón de hijos (¡sí!). Las obreras, que son sexualmente subdesarrolladas, hacen todo el resto del trabajo -cuidar a la reina, recolectar néctar, construir panales, alimentar huevos, etc- . 

Los zánganos sólo sirven para fertilizar a las reinas vírgenes, ya que al no tener aguijón no pueden proteger la colmena. ¿Lo sabías? Sigamos con estos insectos diminutos y muy trabajadores.

Las HORMIGAS viven en colonias y tienen una organización bastante compleja. Hay una reina hormiga, y luego están las obreras -que realizan un trabajo similar al de las abejas obreras-  y hormigas guerreras, quien protegen la colonia y esclavizan a otras hormigas. El papel de los machos es exclusivamente el de reproducción, y una vez cumplen su función, mueren.

Pasemos a otro caso, el de las HIENAS MANCHADAS, mamíferos carnívoros que habitan en África. Son más grandes, más fuertes y más fieras que los machos. Tienen una mandíbula que puede traspasar huesos y triturarlos sin problema. Poseen el órgano sexual más parecido al macho de todas las especies de mamíferos. Cada hiena tiene su rango dentro del clan. La hiena «líder» es el rango más alto del clan, y el resto de hienas dominantes la cuidan y protegen. La cría de la hiena líder hereda su estatus superior. Aunque hay un macho alfa, todos los machos están subordinados a las hembras. Luego de la caza la hiena líder es la que come primero, luego las dominantes y por último los machos.

Las ORCAS son la especie de delfín más grande del planeta y los mejores depredadores del océano: fuerza, velocidad e inteligencia. Son familias con fuertes lazos sociales que están lideradas por madres o abuelas, quienes pasan su sabiduría a las generaciones siguientes. Pueden llegar a pasar toda la vida cazando juntos y suelen mejorar sus técnicas de caza de acuerdo al lugar donde se encuentren. Además cada manada desarrolla un lenguaje corporal y sonoro propio. ¡Wow!

¿Y si te digo que la LEONA también es líder?

Me dirás que no puede ser, ya que todos sabemos que el león es el rey de la selva. Es cierto, pero la leona es quien manda, y ¿sabes por qué? porque acechan y matan a las presas, protegen y enseñan a cazar a sus crías. El macho es más fuerte y es el que lleva la melena, pero ellas son más rápidas y se organizan para atacar, generalmente dos llevan la delantera y el resto de las leonas se esconde para atacar. Las leonas suelen comer primero, luego los leones y por último los cachorros, pero si los leones están muy hambrientos toman la iniciativa. 

Las SURICATAS, por su parte, son mamíferos pequeños y muy sociables. Los clanes o pandillas -que suelen ser más de 20- trabajan en conjunto. Hay una pareja alfa que es la reproductora, pero la hembra es la líder. Si alguna otra hembra del clan se embaraza, la líder puede echarla. Son muy territoriales.

Dos especies especiales

Los bonobos y los chimpancés son los parientes más cercanos del ser humano, por lo que científicos y primatólogos investigan constantemente sus genes y comportamientos. Parece ser que aunque hay muy poca diferencia entre estas especies, los chimpancés son más violentos y generan grandes conflictos territoriales, en cambio los gorilas son contrariamente más pacíficos y tienen una actividad sexual muy activa. El sexo para estos últimos tiene un sentido de unión social  y relajación y no hay distinción de género ni objetivos reproductivos .


Las GORILAS BONOBA, que habitan en África, son realmente un ejemplo de una organización matriarcal que ha sabido unirse para sobrevivir. Además de ser pacíficas se relacionan con su entorno de forma estratégica. No defienden ningún linaje como sí lo hacen los chimpancés. Están unidas, pero no por la sangre, y hay hermandad y sentido colectivo. Claro, hay grupos rivales, pero en vez de matarse tienen sexo y como las hembras ofrecen sexo a machos de otras familias, nunca se sabe si un rival puede ser un familiar. Así que mejor resolverlo con calma. ¿Interesante?

EL PEZ PAYASO es un pequeño pez marino, también se le llama pez de las anémonas, ya que tienen una relación simbiótica. La familia, que vive toda su vida en la misma anémona, se compone de dos o más peces con una jerarquía que está determinada por su tamaño. Los dos más grandes son monógamos y la hembra es la dominante. Pero aquí no termina. Si la hembra llegara a irse o a morir, el macho altera sus niveles hormonales y sus comportamientos y se transforma en hembra. Esto nos muestra la capacidad de adaptación al entorno y la importancia de la reproducción para mantener la especie. 

¡Mujeres al poder!

Hemos visto varios ejemplos de organizaciones matriarcales, y seguramente conocerás algunos casos más.
En el caso de los animales, generalmente quienes lideran son respetadas por su capacidad de conseguir alimento, para la reproducción de la especie o por su sentido de pertenencia o familia. 

En el caso de los humanos los pocos casos de matriarcados se dan principalmente por un linaje y por el factor económico (de propiedad y dinero). 

Estas organizaciones animales no son ni mejores ni peores que las comandadas por machos, simplemente funcionan así, por sus condiciones físicas y evoluciones en la especie. Imaginate a un montón de hienas machos unidos exigiendo comer todos juntos, ¡no, no es discutible!. Lo cierto es que no hay igualdad tampoco, ni en estos casos ni en los que el macho lleva la delantera, porque no hay «razón» para no aceptarlo. 

«Somos más parecidos a los animales de lo que creemos»

Sin embargo si miramos a esas gorilas que forman un colectivo, casualmente con un genoma parecido al ser humano, vemos que al no estar supeditadas a la reproducción de la especie, ni al sentido de liderazgo (la mayoría de las veces violento, con infanticidios y guerra constante) para continuar el linaje, tienen libertad incluso más que el ser humano, en cuestión de sexo por ejemplo, y una inteligencia emocional para resolver conflictos sin usar la fuerza.

Yo creo que tenemos mucho que aprender de nuestros antepasados y empezar a reconocernos en estos comportamientos. Somos más parecidos a los animales de lo que creemos. Y aún faltan datos en el reino animal pero igual que en nuestra historia de poder y patriarcado, habrá un comienzo que nos ayude a entender, un quiebre y una evolución hacia sociedades más pacíficas y de unión colectiva. ¿Será una utopía?.

Natalia S. Castrege
Natalia S. Castrege

Artista, viajera y madre yogui. Le gusta caminar descalza, conectar con la tierra.

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.