fbpx

¿Deberíamos legalizar el consumo de marihuana?

marihuana
Fuente: Yoann Boyer/ Unsplash

El pasado 20 de abril, coincidiendo con el “Día Mundial del Cannabis” New York legalizaba el consumo de marihuana, siendo ya treinta los estados donde es legal su uso en  EE.UU y son mas de 44 países en el mundo con su consumo regularizado, como Canadá, Australia, Nueva Zelanda o Uruguay.

Tedd Hinden, ciudadano de New York, celebraba exactamente a las 16:20 hora local, la legalización de la marihuana en su ciudad, con un porro en la mano, esperó hasta ese momento en que se hizo oficial, se lo encendió dando una fuerte calada y dijo  “por fin mi primera calada legal y en la vía publica”, además de hacer mas de 3.000 porros para invitar a todo el que se hubiese vacunado de la Covid, y fuera consumidor, al contrario de lo que se pensaba no se monto ningún altercado ni desorden público, la mayoría de personas que acudieron rondaban la media de unos 40 años, fumadores habituales de marihuana medicinal.

En la pandemia el consumo de marihuana aumento un 20% en personas con edades comprendidas entre los 40 y 70 años, siendo su uso básicamente terapéutico.

Carola Pérez, presidenta del observatorio español del cannabis, dijo  “dejarnos al menos que esto sea una opción legal, hay mas de 10 millones de personas con neuropatías y un 70% no encuentran otra solución para combatir sus dolencias crónicas, con la regulación el estado obtendría grandes ingresos legales”.

El 20 de abril es el Día del Cannabis y este año coincidiendo con la legalización en New York, han salido a la luz las cifras de ingresos en los estados donde ya hace tiempo que se legalizo su consumo,  el estado de Colorado ha ingresado el año pasado mas de 770 millones de dólares, California también aumentado los ingresos en mas de un 20%, Alaska se suma a los estados con mayores ingresos derivados del cannabis, algunos estados han llamado a este dinero recaudado “una ayuda contra la recesión provocada por la covid”

En Italia se legalizo su uso terapéutico con fines medicinales, al igual que en España, pero es una regularización basada en la concentración de CBD o THC en las plantas de marihuana.

El TCH (tetrahidrocannabidol) es la sustancia psicoactiva, digamos la que produce el colocón y el CBC ( Cannabidiol) es el compuesto utilizado en medicina por su poder calmante y relajante.

La legislación en España permite poseer marihuana que tenga un porcentaje inferior a un 2% de THC, lo cual es bastante complicado en el mercado actual ,lo que obliga a los consumidores a  recurrir al mercado negro, con el consiguiente riesgo que ello conlleva, como multas y requisamientos, algo natural y sostenible como la marihuana debería estar legalizada en todas sus variantes, como lo están los subproductos derivados de la misma como aceites, cremas, fármacos, para los que  existe una regulación que es poco trasparente.

Son 44 los países que tienen regulado su consumo, obteniendo  beneficios directos  las multinacionales y los estados,  Saliendo a bolsa más de 200 empresas del sector cannábico y según Factset se estima un crecimiento del 55% en todas las empresas relacionadas con la marihuana.

En muchos países como Uruguay son el motor de la economía, generando alrededor de este sector  empleos de forma directa e indirecta, consiguiendo grandes beneficios de forma legal, invirtiendo en una industria en auge y reinvirtiendo en infraestructuras para todos los ciudadanos.

Las multinacionales  donde ven oportunidades crean la necesidad y en el mercado del cannabis han encontrado un filón y sin regular.

La regulación  generaría entre 200 y 600 millones de euros para las arcas del estado, las multinacionales del sector en este momento están copando el mercado de las semillas, generadas en España  y están importándolas por todo el mundo, llevándose unos cuantiosos beneficios.

Hugo Maduro, portavoz del observatorio europeo del cannabis, declaró: “en España hay conocimiento y genética, somos los creadores de todas las semillas con mayor índice de CBD que se usan en el mundo, en España se cultiva desde mediados del siglo pasado, lo que necesitamos es una legislación” 

El Sr. Avilés,  director en ICEERS, en una entrevista comento  “es una paradoja, todos sabemos que esta hay, pero no esta regulada, existe un movimiento social cada vez mas solido con planteamientos avanzados sobre su legislación. Estos movimientos están recabando datos de los países donde es legal, y por ejemplo en Canadá desde que se ha regularizado a descendido el numero de menores que la obtenía en el mercado negro, este mercado ha desaparecido y ahora los beneficios son para el estado que lo revierte en la ciudadanía”.

Fermín Less, portavoz de RCN, defendía que “la regulación puede ser una salida a la crisis económica que vivimos”  desde el RCN se calcula que con su legalización el estado podría ingresar mas de 6.000millones de euros, además del considerable ahorro en la lucha contra los contrabandistas de cannabis y se crearían mas de 9 mil empleos directos y unos 200.000 indirectos, siendo también una buena salida para la España vaciada y rural.

En este momento mientras se persigue a los  autoconsumidores y a los cultivadores independientes, las multinacionales se están haciendo con  el mercado consiguiendo contratos opacos, lo que conlleva como siempre al enriquecimiento de unos pocos a costa del más pequeño.

Sánchez Avilés nos explica “en España funcionaria una legislación basada en lo que ya existe, siendo un modelo nada totalitario ni capitalista, basado en la autogestión como ocurre en algunas comunidades con los clubes de fumadores”

El Sr. Moruno portavoz del OECCC, señala unos pasos a seguir para la legalidad total en España, “Quitar las multas, reformar y regular la ley mordaza, regular el auto cultivo de todas las variedades, y fomentar las cooperativas. Es importante seguir estos pasos para evitar que solo se beneficien unos pocos, como ocurre ahora, es contradictorio multar el autoconsumo mientras se están concediendo licencias a multinacionales nada trasparentes “

En España se esta ocultando el proceso y concesión de estas licencias otorgadas `por intereses económicos a las farmacéuticas, en una democracia esto no se puede consentir, dar licencias bajo cuerda.

Hugo Maduro, también destaca  “el estado tiene en la marihuana un potencial económico muy importante. Hay que luchar contra el estigma y demonización de su consumo”.

Paco Mascaraque, director de infocannabis.org, apunta  “ la España vaciada y rural obtendría grandes beneficios si se legalizase en su totalidad la marihuana, hay municipios como Callosa del Segura ( Alicante) donde fabrican zapatillas de cáñamo, en las alpujarras granadinas, han visto crecer sus ingresos gracias a los subproductos como aceites y cremas” y continua explicando “ en esta situación poscovid ,si la comparamos con el crack del 29 en EE.UU, se dieron las circunstancias  adecuadas para abolir la ley seca, consiguiendo así mas ingresos para el estado y también permitió a la población no sentirse tan oprimida”.

Desde luego no podemos comparar alcohol con marihuana en cuanto a sus efectos, pero se puede asegurar que con su regulación, obtendríamos todos grandes beneficios económicos, como ocurre con el tabaco y el alcohol, sustancias aun más peligrosas que el cannabis, pero que revierten una cantidad ingente de dinero al estado.

Según la OMS, «el cannabis no debería estar en la lista de estupefacientes”  .Hay sustancias como el tabaco y el alcohol que ocasionan mas de 150.000 muertes al año en el mundo, frente a solo unas pocas muertes que no llegan a cien en todo el mundo derivadas del consumo de cannabis.

El  Washington Post, sitúa el tabaco y el alcohol dentro de las 100 sustancias más nocivas para las personas y son  ambas totalmente legales.

Según la revista Scientific Reports, “no se pueden negar los riesgos de consumir habitualmente cannabis,  son riesgos a largo plazo a nivel neuronal, pero no se trata de prohibir si no de concienciar hacia un consumo responsable”

La doble moral sobre el cannabis y su consumo, viene de lejos, en la España del Al-Ándalus  el cannabis era usado por asesinos y sufíes. El consumo de drogas se remonta a tiempos de los chamanes, donde eran utilizadas para conectar con otro mundo y obtener sabiduría.

Las drogas siempre han estado con nosotros y han evolucionado de igual manera, teniendo siempre una relación estrecha con la sociedad de todas las épocas.

Hay que luchar contra la hipocresía y falta de conocimiento de la sociedad mas puritana que ve  la marihuana como una droga dura, pensando que por ser legalizada todos nos vamos a volver drogadictos, no es cierto ese pensamiento, ni lógico.

En este momento mas de un 70% de la población ha fumado alguna vez, tan solo un 20% lo hacen de forma habitual, países como Canadá han visto reducido el numero de fumadores con edades entre 15 y 30 años, además de conseguir acabar con el mercado negro de cannabis y reduciendo también en un 20% el consumo de otro tipo de drogas como la cocaína, anfetaminas, heroína. Las estadísticas en los países donde es legal la marihuana, no muestran ni un mayor crecimiento de la delincuencia, ni un mayor numero de personas toxicómanas, ni tan siquiera se observa un mayor consumo en la población menor de 21 años.

Cada vez son mas las personas que ven una buena salida a la regularización, ya sea porque son consumidores o cultivadores. Una encuesta demoscópica en España sobre la legalización, dio como resultado que un 90% de la población aprueba su legalización total.

Partidos como Podemos, PSOE e incluso Ciudadanos estarían a favor de una ley para aprobar su regulación, de hecho, Podemos ha presentado una propuesta de ley al Senado para su revisión y aprobación, pero aun no ha sido estudiada la propuesta por el resto de la Cámara.

Tenemos que evolucionar en pensamiento y obrar en consecuencia, no tenemos mentalidad de sociedad, somos egoístas e interesados y precisamente por esos intereses que mueven masas se debería dar el ultimo paso para su legalización total y obligar a los países donde su consumo puede ser penado con muerte a ser mas flexibles con los consumidores que la mayoría de las veces son enfermos con dolencias crónicas y graves, países donde no hay medicinas ni sistema sanitario, ven en el cannabis su única solución.

Las estadísticas nos muestran la evolución en los países donde es legal y en ningún caso hay aumento de consumo en menores, ni tampoco un aumento en la delincuencia además de reducir en el mercado negro el consumo de otras sustancias y reportar  grandes ingresos a los países productores, todo son ventajas para poder llegar a su legalización total.

Susana Cuadrado
Susana Cuadrado

¡Próximamente descubre mucho más de esta redactora!

1 Comentario
  1. Muy bien documentado y expresado ademas estoy muy de acuerdo, claro que si, las razones son obvias, sobre todo usada con fines terapeuticos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.