fbpx

Cuando toque morir habrá merecido la pena

Fuente: @monica_caotica

Me apetece sentarme en la arena al atardecer, cuando está templada y apenas queda gente en la playa. 

Me apetece reír fuerte y con ganas, acumular latas vacías de cerveza sobre la toalla.  No mirar la hora y ver pasar el tiempo por la ubicación del sol sobre nuestras cabezas.

Me apetece el dorado del cabello despeinado, las pecas sobre la piel salada que toma ese rubor infantil y tierno, la belleza distraída de las tardes de verano.

Me apetece el vaivén de las olas como un mantra que se acompasa con la respiración. 

Inspirar el mar, expirar nostalgias, divagar entre los tonos rojizos y naranjas del cielo que se difuminan. 

Respirar…

              Respirar…

                               Respirar…

Vaciar el pecho de marañas y llenarlo de abrazos nuevos y limpios, libres de cargas y expectativas, con ese horizonte donde todo es posible y nada es necesario. 

Me apetecen cosquillas en la barriga, croquetas en la arena y carcajadas estridentes.

¡Miradnos!

                     ¡Hemos venido a vivir!

Sin pudor.

                     Sin permiso…

Con puntos suspensivos  y valientes.

Con letra firme pero a lápiz.

Con la seguridad de quien sabe que cuando toque morir habrá vivido.

Mónica Gómez
Mónica Gómez

Emocional, intuitiva y curiosa. Un conjunto de versos sin rima.

1 Comentario
  1. Solo alguien con tu ELEGANCIA es capaz de trasladarme con unas lineas a mi playa favorita y trasladar en pocas palabras una forma de vivir. Ole tu y tu arte.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.