fbpx

10 canciones machistas mil veces cantadas

canciones
Fuente: Anthony Delanoix/ Unsplash

“A nuestro parecer, cualquiera tiempo pasado fue mejor”, dijo una vez Jorge Manrique. Él se refería al duelo por la muerte de su padre, por supuesto. Pero es una frase que la humanidad no ha dejado de repetir. Aplicándola a cualquier cosa. Lo antiguo, lo nuestro, nos parece maravilloso. Y lo nuevo, lo ajeno, nos hace desconfiar.

¿Quién no se ha sentido identificada alguna vez con este sentimiento? Lo he hecho yo y lo has hecho tú. También tu cuñado. Tus padres. Y en general cualquier persona que mira a la generación posterior con una mezcla de egolatría y desprecio. Y muchas veces, ese “cualquier tiempo pasado fue mejor”, se transforma en un “no sé cómo podéis escuchar reggaetón, con lo machista que es”.

Vaya, con el machismo hemos topado. Pero, ¿de verdad estás condenando el machismo en toda la música? ¿O sólo lo estás usando como excusa para desprestigiar un género musical que consideras inferior por ser latinoamericano? Porque si eso es lo segundo, eso sería un pelín racista, ¿no crees?

Para comprobar si se trata de verdadero fervor feminista o de mero desprecio selectivo, vamos a hacer un pequeño repaso de diez canciones de ayer y de hoy muy machistas. Y muy explícitas. Y ninguna de ellas es de reggaetón:

  1. LA MATARÉ, Loquillo (1987)

“Que no la encuentre jamás / O sé que la mataré / Uh, por favor / Solo quiero matarla / A punta de navaja / Besándola una vez más”.

Poco dejan a la imaginación estos versos de Loquillo que han sido tan populares y aclamados. Por si no conocéis la canción, trata de un chico muy resentido con su ex por no jurarle su amor, ni sentirlo tan intensamente como él. Y por semejante ofensa, amenaza con asesinarla si la vuelve a ver. Mientras la besa. Lo peor es que consigue mostrarlo como si él fuera el pobrecito incomprendido, el que peor sale parado en esta historia. Y encima te lo canta a ritmo de rock. 

  1. CELOS, Andy y Lucas (2004)

“Celos, que me controle los celos / No niego que no los tenga / Pero si los tengo son porque te quiero (…) Ella es la que alegra y endulza mi cara / La que aguanta mis malos humores / Y encima de todo se calla”.

Estos dos jovencitos tan majos, con ese salero que tenían de mozuelos, te están contando con aire flamenquito que los celos no sólo es que no sean malos. Es que son sinónimo de AMOR. Así que no te quejes tanto. Que encima que te quiero… Luego te dan otro sinónimo de amor: aguantarle las broncas y callarte. 

  1. GETTING BETTER, The Beatles (1987)

Traducción: “Solía ser cruel con mi mujer / Le pegaba y la alejaba de las cosas que amaba/ Hombre, era malo, pero estoy cambiando de aires”.

Los Beatles. Los yernos perfectos. Esos chicos que cantaban alegres canciones pop que todo el mundo conoce. Porque son más conocidos que Jesucristo. Pues esos mismos te hacen un ritmillo bobalicón como el de “Getting better” y te cuentan que están mejorando. Que antes hacían cositas malas, como ser mal estudiante o maltratar a su mujer (así, como males equiparables). Pero que poco a poco están intentando mejorar. ¿Qué, te ha sabido a poco? Puedes probar a traducir las letras de “Run for your life”, “Maxwell Silver Hammer” o “I’ll get you”. Igual los de Liverpool dejan de parecerte tan inocentes.

  1. YOUNG GIRLS, Bruno Mars (2012)

Traducción: “Todas vosotras, chicas jóvenes y salvajes / Me destrozáis / Sí, vosotras, chicas jóvenes y salvajes / Seréis mi perdición, mi perdición / Todas vosotras, chicas jóvenes y salvajes / No importa lo que hagáis / Sí, vosotras, chicas jóvenes y salvajes / Siempre volveré a vosotras, volveré a vosotras”.

Bruno Mars se dedica a cantar, con una melodía tremendamente bailable, que las jóvenes son el origen de todos sus problemas. Por ellas se ha gastado su dinero, por comprar cosas caras para impresionarlas (que no para regalárselas). Y por ellas no lleva esa vida seria y familiar soñada. Y dice que, aunque sabe que está mal, no puede evitarlo. Cada noche. No sé, Bruno, ¿podrías dejar de responsabilizar a las menores que acosas de tus propios errores y empezar a ser un adulto funcional?

  1. PURITANISMO PROGRE, Def con dos (2019)

“Prohibido ligar si bebes alcohol / Prohibido usar condones con sabores / Prohibidas las orgías sin restricciones / Neo monjas tatuadas de corte beato / Neo frailes roqueros clamando recato / La nueva tendencia que genera espanto / Es que antes del sexo, se firme contrato”.

No, no sólo en épocas pasadas reinaba la misoginia. Sigue habiendo hoy en día y, cuando la señalas, viene un grupo como Def con dos y te compone esto. Sólo diré una cosa: si cuando se denuncian violencias machistas te sientes tan señalado, igual es porque te reconoces en ellas. Pues quienes acostumbran a mantener relaciones consensuadas y en igualdad no temen que les denuncien. Y no, no tienen necesidad de firmar ningún contrato.

  1. A D10S LE PIDO, Los chikos del maíz (2007)

“Niñata, chúpamela y vete que esto del rap no te pega / y podrás presumir en clase: eh, se la chupé al Nega (…) ¿Te has hecho mechas? ¿Rayos UVA? ¿Te metes ciclos? ¿Levantas pesas? / Yo levanto faldas y aparto compresas”.

Además de cosificar a las mujeres, mostrando que sólo les sirven para fines sexuales, el grupo favorito de Pablo Iglesias da a entender que las mujeres no podemos tener un hueco en eso del rap. Lo más irónico de esta canción es que unos versos antes dicen “Bebe una oportunista, no una feminista rebelde”. Claro, les preocupa más señalar que una mujer no es una buena feminista que tratarnos como a seres humanos. Supongo que por eso dedican una canción a su “D10S”, Diego Maradona, sin nombrar ninguno de sus delitos  hacia mujeres. La guinda del pastel: insultos a Rita Barberá por ser lesbiana. Lo tienen todo estos chikos.

  1. MUCHO MEJOR, Los Rodríguez (1995)

“Princesa y vagabunda, garganta profunda / Sálvame de esta soledad (…) Podrían acusarme, ella es menor de edad / Iremos a un hotel, iremos a cenar / Pero nunca iremos juntos al altar”.

¿Quién no ha cantado alguna vez esta canción? De fiesta, en casa o en las fiestas de tu pueblo. Y sin querer has coreado cómo un señor llama “garganta profunda” a una menor de edad, a sabiendas de que le pueden denunciar. Con la que, por supuesto, nunca se casará. Porque si eres menor y tienes una aventura con un adulto eres una chica indecente. Y nadie quiere casarse con una chica indecente, claro. ¿Pero con un pedófilo? Todas.

  1. MI MARILYN PARTICULAR, Nacho vegas (2005)

“Te encontré / Desnuda y asustada y proyectada contra la pared (…) Te podía golpear y aún estaba bien / Te humillé, te violé y tú seguías en pie (…) Y aunque eras más que estúpida / Y aunque no sé si eras mujer / En fin, serías tú mi Marilyn particular”.

Esta es una de esas canciones del pop rock en español que habla de violaciones explícitas sin que pase nada. Por muy clara que sea la letra. Lo triste es que no es el ejemplo más grotesco. Si tenéis estómago, podéis buscar las letras de “Sí, sí” de Los Ronaldos, o de “Atrapados en el ascensor” de Un pingüino en mi ascensor. Yo prefiero olvidarlas.

  1. ANYTHING GOES, Guns N’ Roses (1987)

Traducción: “Las bragas por las rodillas / Con tu culo entre la basura / Haciendo esos giros / Con un empujón y un estrujón / Atada de pies y manos / Contra el muro / Sé mi condón roto / Y podremos hacerlo todo”.

Vaya, esta letra sobre cómo tener una relación sexual violenta de dudoso consentimiento entre escombros hace que Maluma parezca un inocente monaguillo. Y no es la única del grupo. En general siguen esta estela machista, homófoba y racista. ¿Quieres saber más? Busca las letras de “It’s so easy”, “Used to love her” o “One in a million”. 

  1. Y SIN EMBARGO, Joaquín Sabina (2000)

“Te engañaría con cualquiera / Te cambiaría por cualquiera / Mitad arrepentido y encantado / De haberme conocido, lo confieso (…) Y me envenenan los besos que voy dando / Y sin embargo cuando duermo sin ti, contigo sueño / Y con todas si duermes a mi lado”.

Suena a balada romántica. Pero es el peor veneno machista que nos llevan siglos metiendo en la cabeza. La paradoja del promiscuo: te pone los cuernos pero es romantiquísimo porque al final no puede evitar estar contigo y todo el rato estaba pensando en ti. Ya estuviera ligando en un bar, poniéndote verde con sus amigos o en un prostíbulo. Y tú… «Oh, qué romántico es que tú le esperes en casa, sufriendo». Y, al final, le entiendas y le perdones. La música, el cine y nosotras mismas hemos abrazado muchas veces este argumento. Pero ya basta. Sabina, cómprate un champú anti caspa.

Como habrás podido comprobar, machismo hay en todos lados. En todas las épocas y géneros musicales. En canciones de ayer, de hoy, en grupos míticos, en grupos de izquierdas… Pero claro, en todo aquello que es “de toda la vida” o que nos resulta cercano, nos cuesta mucho más reconocer el fallo. 

Por eso siempre acusamos al reggaetón. Porque es de fuera, es extranjero, y es mucho más fácil decir que los machistas son otros. Sin ni siquiera pararnos a escuchar a las mujeres que hacen reggaetón, por ejemplo. Que las hay, y con mensajes muy potentes.

Y no pasa nada, puedes seguir escuchando a los Beatles si te apetece. Pero no digas que no son machistas. Porque el feminismo no puede ser una excusa para ser racista, despreciando otras culturas mientras ensalzas la tuya.

Y oye, que puede no gustarte el reggaetón. Y tampoco pasa nada. Nadie te obliga a perrear “La gasolina” si no quieres. Pero deja que quien quiera perrear lo haga, sin señalarle. Sobre todo, si no te has revisado tú antes.

Rocío Esperilla

Productora, feminista, vegetariana y bisexual. Ideal para una cena familiar.

2 Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.