fbpx

«¿Tienes la regla o qué?»

regla

Ese día en que no sabes por qué, pero todo y digo todo, te sienta mal, parece que los astros han confabulado contra ti, los sentimientos suben y bajan más rápido que una montaña rusa, sientes ganas de llorar y no sabes porque tienes esa gula, al día siguiente te baja la regla y lo entiendes todo: “vale, que era esto”. Sí, era él, nuestro gran amigo el síndrome premenstrual.

Mis síntomas suelen ser más psicológicos, cambios de humor irritabilidad mayor sensación de rechazo, pero cada mujer es un mundo, gases, hinchazón, cansancio, dolor de cabeza, sofocos y hasta mareos entre otros, existen tantos síntomas asociados al síndrome premestrual (spm) que me sería imposible nombrarlos todos.

Tener la regla va mucho más allá del sangrado y cada mes nuestro cuerpo y mente cambian mucho, ya que estamos sometidas a un ciclo hormonal que no para. Siempre intentamos disimular esos síntomas y hacemos ver que no pasa nada, pero sí amigas, sí pasa, una vez al mes, nos duele la cabeza, nos duele el cuerpo y nos sentimos mal, y creo que lo disimulamos para que alguien no venga y nos suelte la típica pregunta que saca a relucir nuestros peores instintos.

«¿A ti qué te pasa que tienes la regla o qué?»

¡Ay hombres! sé que es un tópico, pero…Si supierais lo que es, nunca volveríais a hacer esa desastrosa y retrograda pregunta.

Desde que somos pequeñas sufrimos el periodo como algo que daba vergüenza, en clase, nos pasábamos los tampax en clase unas compis a otras, a escondidas, porque si lo veía un chico se ponía a hacer escándalo en plan ‘¡uuuuuhhhh!’. O el típico compañero gritando asqueado, al caerse una compresa de tu mochila por accidente. ¡Nos hemos sentido como apestadas por algo que es tan natural como que gracias a ello hemos nacido!. Dime, ¿a que cuando vas al baño a cambiarte en un sitio público llevas el tampón escondido o vas con tu bolso para que nadie vea tu compresa? Pues ya está bien, se ha intentado muchas veces, pero no se consigue.

«¡NORMALICEMOS LA REGLA YA!»

Es sabido que llevar una vida sana, alimentación, ejercicio, no fumar etc. Ayudan muchísimo a disminuir estos síntomas.

Por último, voy a sacarle un lado positivo a nuestra gran amiga, es inevitable relacionar la regla con nuestra vida sexual. el ciclo está pensado para concebir por lo que la libido en los días fértiles es mucho mayor, así como el placer que se experimenta. Así que si el chico con el que tienes relaciones no es escrupuloso puede ser mucho más satisfactorio para ambos. 

Aida García
Aida García

Impulsiva, exigente, transparente y con las cosas muy claras.

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.