fbpx

El veganismo es una moda insostenible

veganismo
Fuente: Igor Miske/ Unsplash

En mi cuenta de TikTok debatía con una persona vegana sobre el maltrato animal, ella me decía que “no era coherente comer carne y estar en contra de cualquier maltrato”. Debatimos varios argumentos, me di cuenta que yo tenía poca información sobre el tema y me puse a buscarla, he leído sobre el veganismo, he investigado sus causas sobre el medio ambiente, me he documentado con artículos científicos y médicos, he verificado los pros y los contras que hay detrás de todas estas modas de comida sana.

Salvador Zamora (catedrático de la UMU) hizo un amplio estudio sobre las modas alimenticias y dijo  “las dietas veganas y paleolíticas son modas que no defienden un futuro de la sociedad, no se puede mantener una dieta basada solo en vegetales porque es incompatible con la vida”.

Hace 200.000 años, nuestros antepasados se alimentaban de bayas, semillas y fruta, fue cuando comenzaron a comer carroña que la evolución cambio. Al comer carne los ácidos grasos, que antes no formaban parte de su dieta, favorecieron el crecimiento neuronal, llevando a la humanidad a un desarrollo más rápido. Sin la ingesta de estos ácidos poli saturados presentes en la carne, solo con alimentos vegetales y sin la vitamina B12, la humanidad hoy no seria como la conocemos.

Hay que proteger el planeta, es algo que todos deseamos, pero no por dejar de comer carne o no utilizar productos de origen animal  vayamos a pensar que es la solución, lo mas importante es avanzar con ciencia e inteligencia, contrastando datos y haciendo un estudio global sobre la alimentación y sus modas.

Los veganos eliminan la carne porque denuncian que el consumo actual de seres vivos no es sostenible, pero tampoco es sostenible una alimentación estricta a base de vegetales. Razón tienen todos, en este momento vivimos un problema global, al cual hay que buscar solución, el estilo de vida consumista arrasa con nuestro medio ambiente, ya no somos una ciudad o un país somos un planeta con el mismo problema, abastecer de alimentos y de todo tipo de productos a los países desarrollados.

Los alimentos no son ni buenos ni malos, ni más o menos sanos, todo depende del uso que hagas de ellos,  de echo la mejor alimentación está basada en comer de todo, de una forma coherente, racional y equilibrada, atribuir a un alimento concreto propiedades terapéuticas es un verdadero engaño.

El debate del veganismo va más allá, además de la alimentación son arduos defensores de la vida natural  y los derechos de los animales, su pensamiento está en ayudar a los seres vivos, incluso su ocio está ligado a su filosofía vegana. Están creciendo los restaurantes veganos, los supermercados están llenando estantes con productos veganos, sanos, bio, light, sin gluten, sin lactosa, se ha formado un micro mundo alrededor de lo vegano en pro de lo natural. ¿Pero en serio creéis que todo esto, es tan sano como nos lo quieren hacer creer? No se puede ensalzar algo como sano y pretender que todos hagamos lo mismo, solo por intereses económicos o modas urbanitas que nada tienen que ver con el conocimiento ni del campo, ni de los ecosistemas y mucho menos por el bien común de todos. A mi no me representa ni me siento identificada con ningún tipo de moda urbanita y por supuesto estoy en contra del maltrato a los animales.

Esto no me hace ser ni mejor ni peor persona, solo más coherente con el medio en el que vivo, si quiero un cordero se lo compro al carnicero de mi pueblo, si quiero una lechuga voy al agricultor local, no tengo que tomar suplementos alimenticios ni voy abriendo jaulas para soltar animales. Tampoco entiendo las vigilias delante de mataderos, gente llorando, haciéndose fotos con cerdos, vacas… despidiéndoles, llamando asesinos a los trabajadores del sector. Los animales sienten igual que las plantas, pero no veo vigilias en los invernaderos llorando por los tomates, haciéndose fotos abrazados a lechugas, ni llaman asesinos a quienes arrancan de la mata un hijo vivo, como tampoco lloran cuando llegan los barcos llenos de pescados aún vivos, a no ser que sea una foca o delfín, entonces sí lloran.

Tan ridículo es llorar por el cerdo como por el tomate, ninguno se entera, estamos atribuyendo sentimientos humanos a los animales, solo por satisfacción personal, sin pensar lo mas mínimo en el entorno, más bien es un acto egoísta de bienestar propio que nada tiene que ver con la realidad, sentimos más empatía hacia animales con características parecidas a las nuestras, mamíferos básicamente, no se ve de igual manera a las moscas, las arañas ni tan siquiera a un boquerón, y que decir del reino vegetal que no es respetado en ninguna de sus formas.

La descripción de un vegetal, fruta, árbol, cereal, es la de un ser vivo. Las plantas nacen, crecen y se desarrollan, igual que nosotros, de echo hay estudios sobre bosques y parajes que demuestran que todo ecosistema tiene vida propia por si mismo y por la que genera alrededor. Las plantas sienten y se comunican, son una comunidad viva, colaboran entre ellas para aportarse nutrientes, acogen insectos, aves, ratones, hacen simbiosis con otros vegetales para vivir ambos en armonía. Los bosques, prados y dehesas están llenos de vida, es un ecosistema en continua evolución. En los bosques  donde a los pequeños brotes les cuesta obtener luz y nutrientes, los árboles primigenios  crean una conexión neuronal a través  de las raíces y  durante más de 15 años, aportan los nutrientes necesarios para que crezcan los nuevos árboles, que a su vez harán lo mismo con cada nuevo brote de vida, las plantas sienten calor, frío, les afecta en exceso la contaminación, y sufren las consecuencias del cambio climático mas que cualquier otra especie del planeta.

Los veganos a veces olvidan que todos somos seres vivos, y por su bienestar personal, cometen actos como, asaltar granjas de visones. La suelta de animales que no pertenecen a un  ecosistema concreto, provoca daños irreparables a la vida autóctona. Hay que entender el medio y el entorno que nos rodea, hay que conocer los ecosistemas para poder conservarlos adecuadamente, ahora hay una creciente demanda de insectos y por tanto un aumento de granjas productoras, si a alguien se le ocurriera soltarlos fuera de su entorno controlado el desastre sería de dimensiones épicas. Se llegarían a crear tantas plagas que arrasarían con todo ecosistema, tampoco veo vigilias delante de estas granjas ni nadie llorando por los millones de insectos que ahora forman parte de nuestra dieta. La ganadería y la agricultura una lucha milenaria provocada por la necesidades de unos y las carencias de otros.

No vamos a poner en duda que la ganadería intensiva contamina, produce desperdicios y ensucia los acuíferos con los purines, todo esto tiene una solución tan fácil como reutilizar, reciclar y reducir. Las granjas cada vez son más sostenibles y ecológicas reutilizando sus desechos y transformándolos en energía limpia y renovable. Existe una ley sobre bienestar animal que incluye muchos controles veterinarios de sanidad y medio ambiente, las granjas están cada vez mas controladas,  sabemos la procedencia de la carne, la leche o los huevos, además es de cercanía esta disponible todo el año y no hay necesidad de modificarlo genéticamente, como hacen con las semillas de cereales, frutas y verduras para poder ofertarlas todo el año.

Los millones de hectáreas de bosques y ecosistemas que se destruyen por plantaciones masivas de todo tipo de cereal, fruta o verdura están arrasando y deforestando espacios que nunca se recuperaran además de las graves consecuencias sobre el cambio climático, puedes comer sano sin necesidad de modas o productos totalmente innecesarios en nuestra alimentación. Comparando sus cualidades nutricionales por ejemplo, la quinoa tan de moda ahora en todo tipo de ultra procesados y dietas veganas, contiene y aporta los mismos nutrientes que unas lentejas o garbanzos, al igual que otros muchos productos de nuestro país, relegados ahora por modas. Sigo pensando que son dietas egoístas y que van en contra de toda sostenibilidad, sin tan fervientes son de lo sano deberían mirar más por el entorno y sus consecuencias, nos estamos cargando entre unos y otros el único planeta que tenemos. Comete unas buenas lentejas de Castilla y obtendrás los mismos nutrientes que con un plato de quinoa importado de los Andes, la diferencia está en el bienestar de todos y no de unos pocos movidos por modas alimenticias.

El aumento en la demanda de frutas, verduras, cereales, está ocasionando en muchos países, aplicar leyes prohibiendo el desmesurado crecimiento de los campos de cultivo, la industria agrícola es la mas beneficiada, tienen las patentes de las semillas y disponen de los medios y dinero para establecerse donde sean mayores sus beneficios. Kenia, es uno de los países que mas ha sufrido con las plantaciones de aguacates, por el exceso de agua y desperdicios que ocasiona, además de la emisión de gases nocivos en su trasporte y manipulación, los países subdesarrollados donde las leyes sobre pesticidas, herbicidas y demás tipo de sustancias químicas, no están reguladas,  son un reclamo para las multinacionales agrarias que se están asentando en estos países y destruyendo todo su entorno.

De que sirve querer comer sano, si los productos importados llegan llenos de pesticidas y herbicidas, en cambio si compras producto nacional te aseguras por lo menos que las leyes sobre químicos se están cumpliendo, pero es imposible abastecer un mercado ansioso de productos, vengan de donde vengan, solo por estar de moda, se preocupan mas por su propia alimentación y estilo de vida que por la salud del planeta.

Patricia Ortega, nutricionista dietética comenta: “no todos los productos ofertados para la población vegana son siempre la mejor opción, ni todos los productos veganos son más sanos que el resto de alimentos” 

En los Andes, lugar de donde es originaria la quinoa, la industria agrícola ha copado el mercado y ha patentado sus semillas por lo que los propios lugareños ahora no pueden ni comprar un alimento esencial para ellos y su forma de vida, además de verse forzados a abandonar sus terrenos y tener que trabajar incluso los niños para estas macro productoras agrícolas. Científicos como Mabel y Wright resaltan “el problema de la alimentación de moda es que ocasiona una demanda en exceso de ciertos alimentos,  queremos tener todo el año productos frescos y que no falte de nada, eso es del todo imposible, si queremos seguir adelante con el proyecto de un planeta sostenible.”

El investigador y especialista medio ambiental Joseph Plore dice:  “Es esencial que seamos conscientes de que todo lo que consumimos sea fruta, verdura, cereal, carne, pescado, son trasportados desde miles de kilómetros por tierra, mar y aire, generando un mayor efecto invernadero, la clave está en consumir menos de todo y hacerlo de una manera responsable, optando por productos locales y de temporada”.

El periodista Richard Gray comenta: “no cabe duda que comer fruta y verdura es sano para la salud, pero no lo es tanto para nuestro planeta, hay alimentos de origen vegetal por los que se paga un alto precio sin darnos cuenta que por ser verde no es sinónimo de ecológico ni sano “

Los alimentos fluyen en la dirección de las modas y no por sus características nutricionales o de producción, los países ricos tiramos toneladas de comida y podemos permitirnos una dieta mejor o peor dándonos igual su procedencia, queremos tener los supermercados rebosantes de productos inútiles, nada sanos y poco sostenibles.

En los países con rentas mas bajas, es donde mas impacto esta teniendo nuestro cambio de alimentación. La demanda de productos y el aumento de las mal llamadas dietas sanas, está esquilmando los pequeños ingresos de  muchas familias donde su forma de vida estaba organizada alrededor de unos pequeños cultivos de temporada y una ganadería trashumante.

Hay un mercado consumista detrás de toda alimentación de modas, incluso Amazon ha visto el filón en los suplementos alimenticios para veganos, también las farmacéuticas, laboratorios, empresas biotecnias, productores de semillas, se han creado nuevas empresas ,que están en auge,  en torno a la carne vegetal con sabor a carne, el marisco sintético y un sin fin de productos ultra procesados bajo la etiqueta bio solo  porque llevan un 1% del producto original, ya sean algas, frutas, verduras, carne.

¿Nos hemos puesto a pensar de donde lo traen? ¿Como lo elaboran? ¿Que consecuencias se están ocasionando con el aumento de estos productos? La mayoría de ellos elaborados con células madre del producto original, entonces, si tan malo es comer carne para el medio ambiente, peor es consumir y enriquecer a laboratorios biotecnológicos que desde luego no les importa ni el entorno ni las consecuencias de una alimentación artificial, solo se mueven por intereses económicos y desde hace 10 años han visto multiplicados por tres sus ingresos y siguen en alza. 

Estos laboratorios de comida plástica, utilizan células madres sacadas de animales vivos, alimentados con suero fetal bovino, obteniendo así un feto de tres meses de forma casi inmediata, dicho feto es sacado vivo, después de sacrificar a su madre, con el feto utilizan un método que consiste en clavar una aguja en el corazón y durante mas de 5 minutos, lo desangran hasta que muere. Estos laboratorios trabajan con tal hermetismo que hasta la fecha nadie ha podido entrar en sus instalaciones ni han dado más explicaciones sobre la elaboración de estos productos sintéticos. 

Cada vez hay mas seguidores de este tipo de comida, rechazan todo lo de origen animal, incluso la ropa, todo es sintético en sus vidas, no logro llegar a entender porque siendo tan defensores de lo natural rechazan una alimentación  sana basada en comer de todo sin exceso y la cambian por otra que es de todo menos sana, mantienen un mercado vegetal en continuo movimiento sin importar de donde proceda o si es de temporada, no comen carne pero demandan productos con su sabor sin saber nada acerca de su elaboración. la fibra sintética y su creciente demanda también es un problema de salud medio ambiental, estas telas y su elaboración son mucho mas contaminantes que esquilar una oveja de forma natural, y hacerte un jersey de lana que además te durara mas tiempo.

Yo prefiero comerme un filete con ensalada que una hamburguesa vegetal, desde luego no voy hacerlo todos los días, al igual que tampoco puedes alimentarte todos los días de comida sintética y ultra procesada.

Una investigación en EE.UU. en la que participaron varias universidades, concluye después de 10 años de investigaciones sobre el aumento de las dietas veganas,  “las dietas que incluyen productos animales son mas sostenibles en el tiempo, porque favorecen la biodiversidad de los ecosistemas, una dieta basada solo en alimentos vegetales requiere mas terreno cultivado, mas trasporte, mas laboratorios bioquímicos” en este mismo estudio también define “ la cría de animales  es necesaria para nuestra salud y para la productividad de las tierras marginales”

Empresas medio ambientales en varios estudios aseguran “ las dietas veganas están apoyando un consumo masivo y continuo de cereales, verduras, frutas y hortalizas, esto a supuesto un cambio en las agriculturas autóctonas, dando paso también a un elevado numero de semillas transgénicas para poder abastecer el mercado todo el año con todo tipo de productos veganos”

Nos estamos acostumbrando tanto a los colorantes, acidulantes, espesantes, que nuestro paladar ya no es capaz de identificar el sabor real de un alimento, los etiquetados nos confunden y cada vez más estamos obsesionados con dietas y comidas totalmente innecesarias. Las grasa vegetal y la carne roja en exceso son igual de perjudiciales para nuestra salud, en cambio una dieta variada equilibrada y responsable es lo mejor que podemos hacer por nuestro planeta y por nuestra salud, no es cuestión de lo que comemos si no de nuestros excesos y sus consecuencias en el medio ambiente.

La dieta vegana tiene beneficios, por supuesto, ayuda al sistema digestivo con digestiones mas ligeras, reduce el estreñimiento y combate el sobre peso además de mantener la presión arterial mas baja. Esto también se consigue con una dieta variada, y ejercicio diario. No hay mejor alimentación que la tradicional,  nos aporta todos los nutrientes necesarios de forma sostenible, sin necesidad de exportar productos básicos, tenemos mas de 200 variedades de arroz, disponemos de campo de cereales como trigo, maíz, girasol, avena, las legumbres como lentejas, judías y garbanzos también son propias de nuestra agricultura  y ofrecen las mismos nutrientes sin necesidad de recurrir a especies no autóctonas.

Están aumentando las visitas a pediatras por déficit alimentario en la infancia, Fernando Calatayud Sáenz, Pediatra nutricional comento en un artículo “estamos estudiando la relación de ciertas enfermedades infantiles con el abandono de la dieta tradicional”

Es un problema global de abastecimiento y desmesurado consumo lo que nos está llevando a la destrucción del medio ambiente, debemos pensar que la alimentación es fundamental para la humanidad, por supuesto todos queremos estar sanos, pero no causando daños irreparables al planeta, todos somos libres de alimentarnos como mejor queramos, pero sigue siendo egoísta cambiar una dieta variada, equilibrada y sostenible por otra supuestamente “sana” que solo beneficia a las productoras de semillas. Toda la población comemos verduras y frutas y si a esto le sumamos que más de un 60% solo utiliza estos productos, estamos reclamando al planeta un 160% de producción agrícola para abastecer el mercado, algo  que no ocurre con la ganadería, que está viendo reducida su producción por culpa de todas estas modas totalmente absurdas y egoístas que enriquecen a los destructores del planeta.

Seas vegano, carnívoro, vegetariano… hay tantas variedades de dietas que me pierdo  con sus nombres, ni me van a convencer para que no consuma producto animal ni pretendo convencer a nadie de lo contrario, somos libres de alimentarnos como deseemos, pero no somos libres e individuos únicos para poder permitirnos tal cantidad de  alimentos, no existen dietas sanas, existen alimentos que nos proporcionan nutrientes fundamentales para nuestro organismo, que necesidad tenemos de cambiar alimentos naturales como la miel, la leche de vaca y tantos otros por productos nada naturales, todos procesados.

Hay personas con alergias e intolerancias a la lactosa o la glucosa, o al gluten, y son para estas personas a las que en un principio se destino los alimentos «sin”, el boom de estos alimentos  en toda la población esta ocasionando graves problemas de salud física y medio ambiental, tomate un buen vaso de leche de vaca, por que usar leche de soja, leche de almendras todo ultra procesado y nada natural, porque endulzar con ágape, sacarina, o espelta, cuando tenemos miel, que aporta incluso mas nutrientes, nos ayuda con las defensas y es totalmente natural y de proximidad, hay tantos productos en nuestra alimentación nacional, mas naturales, mas sostenibles y mas respetuosos con el medio ambiente.

Quizás no seamos conscientes de la crisis medioambiental que estamos a travesando, relacionada con lo que comemos, producimos, y  trasportamos, este desmesurado crecimiento de la población y la feroz ansia de consumo nos lleva sin lugar a dudas y sin marcha atrás a la destrucción de nuestra propia especie.

Susana Cuadrado
Susana Cuadrado

¡Próximamente descubre mucho más de esta redactora!

2 Comentarios
  1. Buenas Susana,

    Enhorabuena por la documentación y todo lo que aportas, personalmente soy más vegano que de carne, nunca he sido radical, pero sí probé 4 meses esta dieta de manera estricta y los cambios positivos para mí personalmente fueron increíbles, no tanto físicamente, sino también mental y psicológicamente, personalmente utilizo todo orgánico, soy antiplástico y anticonsumismo, creo que el equilibrio es importante y que tu aportación personal con lo que haces cada día y el aporte a este mundo que nos estamos cargando parte de uno mismo.

    Personalmente, termino de leer, recibo el aporte, pero me queda una duda, si me permites y con todo mi respeto, entonces cuál seria la conclusión, es decir, qué debemos hacer o hacia dónde dirigirnos, hagamos lo que hagamos, nos estamos cargando el mundo?

    Gracias de nuevo por el aporte, un enorme abrazo!

    Sergio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.