fbpx

El paraíso lleva tu nombre

Fuente: Anna Shvets/ Pexels Analista foto: @tomnguyen_

El tiempo se detuvo un segundo para contarme una historia que empezaba en su sonrisa. Había dejado un pedazo de cielo en mis labios mientras Madrid nos observaba ardiendo en cualquier rincón.

Mi cuerpo no es el mismo desde que lo acaricia su voz y mis manos ahora buscan su pelo para perderse. La piel tiembla cada vez que mantenemos la mirada y en sus pestañas encuentro los motivos suficientes para quedarme. Ha venido a desatar un caos precioso.

Quiero descubrir todos sus besos y mojarme con su sudor mientras nos burlamos del frío. ¿Te apuntas? Le dije. Hacía meses que andaba por el mundo desconectada, dando pasos hacia dentro y observándome desde fuera, como si fuese la protagonista de una película triste con la mirada clavada en el cielo y la música demasiado alta.

Hacía tiempo que soñaba con volver a perderme en una mirada. Podía ser cómplice de cualquier desconocida que levantase la vista para ver sonreír a una extraña. Las mejores historias son las que empiezan con una sonrisa. ¿No creen?

Un 24 de octubre me encontré con la suya moviendo mis caderas y desde entonces solo pienso en bailar y en la textura de sus ojos después nuestro primer beso. Ella consiguió que bajase la música y escuchó por primera vez el mar en mi vientre. Dejó la huella de sus labios en mi orilla y ahora el paraíso lleva su nombre. El eco de nuestros susurros se escucha por todo Madrid y la ciudad arde mientras el invierno pone en pausa todos nuestros miedos.

La verdad es que cuando me mira me siento en casa y en las líneas de mis manos se dibuja nuestra historia cada vez que ella me sonríe.

Erica Pérez
Erica Pérez

Melómana que lleva el mar por dentro. Fan de los gatos y capturar momentos.

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.