Viajar con muletas, el menor de los obstáculos

En el año 2012 tuve la oportunidad de viajar a Petén, Guatemala, con mi mejor amiga y así juntas conocer Tikal, uno de los mayores yacimientos arqueológicos. Nuestras familias quedaron un poco preocupadas ya que nos fuimos solas a un viaje de 10 horas en autobús. Viajamos durante toda la noche hasta llegar a las 6:00h. de la mañana a Casona del Lago, un hotel muy acogedor a la orilla del Lago Petén Itzá.

«Tengo que viajar con muletas, dada las limitaciones en mis articulaciones»

Esta aventura empieza desde el momento que subimos al bus, cuando tuve que pedir ayuda para que alguien me cargara, debido a la altura de las escaleras. Tengo que viajar con muletas, dada las limitaciones en mis articulaciones. Por suerte siempre hay alguien que se presta a ayudar. Nada más llegar al hotel, sentimos un gran alivio al contar con un ascensor y piscina, construida de tal manera que las escaleras me permitían entrar y salir por mí misma del agua.

Nos hospedamos en la tercera planta, donde las vistas a la piscina y el lago eran espectaculares. Dejando ahí todas nuestras pertenencias, para así salir a descubrir los alrededores de ciudad de Flores. Pedimos un tuc tuc, un vehículo de tres ruedas típico de Guatemala, que nos llevó por las calles pintorescas llenas de ventas y adornos relacionados con las ruinas de Tikal y los animales de la región.

«Cuando nos informaron que había que subir más de 150 escaleras de madera de distintos tamaños y algunas muy inclinadas, tuve que decir que no»

Al día siguiente, el hotel nos llevó a conocer el Parque Nacional de Tikal. La salida se produjo a las 7:00h. de la mañana, empezando el recorrido subidas a un pick up, un vehículo todoterreno, en el parque que nos llevo a las ruinas más lejanas (el templo 4) en donde los visitantes pueden subir y admirar desde la cima increíbles paisajes.  Cuando nos informaron que había que subir más de 150 escaleras de madera de distintos tamaños y algunas muy inclinadas, tuve que decir que no. En cambio, mi amiga subió por mí y tomó increíbles fotografías para que pudiera hacerme una idea. Después de ella bajar, nos propusimos caminar hacia la plaza central donde se encuentra la ruina del Gran Jaguar, capaz de robarte la respiración de lo imponente que se ven las ruinas.

«Fue toda una aventura ya que no podíamos correr y, a nuestros pesar, cogimos uno de los caminos más largos para viajar con muletas «

Nos tomamos miles de fotos (yo más que mi amiga) y caminamos hacia la impresionante selva acompañadas de algunos monos de la zona que no paraban de lanzar frutos y semillas. Mientras otros visitantes corrían para que no les cayeran en la cabeza, nosotras afortunadamente no recibimos tantos, gracias a Dios porque tampoco podía correr. Sin embargo, nos empezó a llover cuando íbamos de camino al restaurante a almorzar. Fue toda una aventura ya que no podíamos correr y, a nuestros pesar, cogimos uno de los caminos más largos para viajar con muletas. 

Por suerte nos encontramos a dos personas que nos ayudaron. Uno de ellos, fue un verdadero ángel que me cargó en su espalda por varios minutos hasta encontrar un vehículo del parque que nos alcanzara hasta el restaurante. Al terminar de comer, yo ya no podía caminar más de lo cansada que me encontraba, sumado a la fuerte lluvia y un suelo resbaladizo. Fuera observé un pick up que nos sacó del parque.

«Fue un viaje inolvidable donde siempre encontramos a alguien dispuesto a ayudar»

Al llegar al hotel, acaloradas, enlodadas y mojadas por la lluvia; las recepcionistas nos preguntaron preocupadas si nos habíamos caído o si estábamos bien, mi amiga y yo no pudimos aguantar la risa de pensar en la cara que llevábamos. Fue un viaje inolvidable donde siempre encontramos a alguien dispuesto a ayudar, a pesar de no conocer todo el parque,  disfrutamos del paseo. 

Paola de la Rosa
Paola de la Rosa

Chapina creativa y emprendedora, que busca hacer las cosas diferente.

Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable de los datos: Square Green Capital
Finalidad: Gestión de comentarios
Legitimación: Tu consentimiento expreso
Destinatario: servidores de Siteground
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos.